La ducha vaginal es el proceso de enjuagar la vagina forzando agua u otra solución en la cavidad vaginal. La solución puede incluir agua y vinagre o agua y bicarbonato de sodio.

Las duchas vaginales están disponibles sin receta de varios fabricantes. Algunos productos se infunden con una fragancia. También están disponibles con receta para tratar ciertas afecciones o prepararse para procedimientos.

Algunas mujeres tienen las mejores intenciones (y las mayores esperanzas) para usar una ducha vaginal. Este artículo explica por qué sus motivaciones están equivocadas y por qué las duchas vaginales en realidad pueden ser poco saludables. También señala qué efectos secundarios de las duchas vaginales justifican una llamada al médico.

¿Por qué algunas mujeres usan duchas vaginales?

Las mujeres usan duchas vaginales por una variedad de razones que a menudo se basan en mitos o información errónea:

  • Para enjuagar cualquier resto de sangre menstrual al final de un período. Esto no es necesario; la sangre se descargará por sí sola.
  • Para evitar el embarazo o las enfermedades de transmisión sexual (ETS) después de las relaciones sexuales. Sin embargo, las duchas vaginales no son ni un anticonceptivo ni una medida preventiva contra las ETS. De hecho, puede aumentar el riesgo de desarrollar una infección.
  • Para reducir los olores vaginales. Las mujeres con un olor vaginal inusual deben consultar a su proveedor de atención médica para obtener un diagnóstico adecuado, ya que esto puede ser un signo de infección. Usar una ducha solo puede complicar la condición.
  • Para sentirse «más limpio». Esta es una cuestión de opinión, pero la Oficina Nacional para la Salud de la Mujer dice que «el cuerpo enjuaga y limpia la vagina de forma natural».
  • Para seguir un tratamiento recetado por un proveedor de atención médica para infecciones crónicas por hongos o infecciones bacterianas crónicas. Este es el único uso viable y recomendado.

Las duchas vaginales no son saludables

Además de ser ineficaz para la mayoría de los propósitos, las duchas vaginales pueden provocar ciertos problemas de salud. Las duchas vaginales regulares cambian el delicado equilibrio químico de la vagina y pueden hacer que una mujer sea más susceptible a las infecciones.

Las duchas vaginales pueden reducir las bacterias beneficiosas en la vagina y provocar un crecimiento excesivo de bacterias dañinas. Los investigadores han descubierto que las mujeres que se duchan regularmente experimentan más irritaciones e infecciones vaginales, como vaginosis bacteriana e infecciones por hongos.

Las duchas vaginales también pueden introducir nuevas bacterias en la vagina, que pueden propagarse a través del cuello uterino, el útero y las trompas de Falopio. Las usuarias regulares de duchas vaginales enfrentan un riesgo significativamente mayor de desarrollar enfermedad pélvica inflamatoria (EPI), una afección crónica que puede provocar infertilidad o incluso la muerte si no se trata.

Duchas vaginales y embarazo

Las duchas vaginales pueden crear innumerables problemas para las mujeres que desean quedar embarazadas o que ya lo están:

  • Puede hacer que sea más difícil quedar embarazada. En un estudio, las mujeres que se duchaban al menos una vez al mes tenían más dificultades para quedar embarazadas que las mujeres que no se duchaban.
  • Aumenta el riesgo de un embarazo ectópico. Esto es cuando un óvulo fertilizado se adhiere a otro lugar que no sea el útero, generalmente dentro de una trompa de Falopio. Sin tratamiento, este tipo de embarazo puede poner en peligro la vida.
  • Aumenta el riesgo de dar a luz prematuramente. A su vez, esto puede causar problemas de salud tanto para la madre como para el bebé.

Por todas estas razones, ya no se recomiendan las duchas vaginales para limpiar la vagina de forma rutinaria. La única forma segura y saludable de limpiar la vagina es deja que la vagina se limpie sola.

¿Cómo se limpia la vagina sola?

La vagina se limpia naturalmente con sus propias secreciones mucosas. El moco elimina el flujo vaginal, la sangre y el semen. Suena simple porque lo es.

Cuando se bañe o se duche, use agua tibia y un jabón suave sin perfume para limpiar las áreas externas de la vagina. Los productos de higiene femenina como jabones, polvos y aerosoles no son necesarios y pueden provocar irritación de los tejidos sensibles.

Cuándo ver a su proveedor de atención médica

En lugar de ducharse, consulte a su proveedor de atención médica si tiene alguno de estos síntomas:

  • Un mal olor de tu vagina
  • Dolor al orinar
  • Ardor vaginal
  • Flujo vaginal que es diferente al flujo normal, como espeso y blanco, parecido al requesón o de color verde amarillento
  • picazón vaginal
  • dolor vaginal

Estos síntomas pueden indicar una serie de condiciones diferentes, desde infecciones por hongos hasta infecciones bacterianas, enfermedades de transmisión sexual e infecciones del tracto urinario, la mayoría de las cuales se pueden tratar con medicamentos recetados.

Si sospecha que tiene una infección vaginal, comuníquese con su proveedor de atención médica para obtener un diagnóstico y tratamiento.

Resumen

Enjuagar la cavidad vaginal puede dar la ilusión de limpieza, pero es mucho más probable que sea dañino que útil. El entorno naturalmente ácido de la vagina la protege de infecciones.

Las duchas vaginales pueden alterar el equilibrio al permitir que florezcan bacterias dañinas. Esta bacteria puede provocar una infección conocida como vaginosis bacteriana y/o candidiasis. Por todas las razones, es mejor dejar que la vagina se limpie sola; no necesita ayuda.

Preguntas frecuentes

  • ¿Qué puedo usar para deshacerme del olor vaginal repentino?

    A veces, un olor inusual se puede atribuir a un cambio en la dieta. Si ha estado comiendo algo diferente o comenzó un nuevo suplemento, deje de consumirlo durante unos días y vea si hay un cambio. Un olor persistente con secreción puede ser un signo de infección. En este caso, consulte a su proveedor de atención médica de inmediato.

  • ¿Por qué las duchas vaginales son malas para ti?

    Las duchas vaginales cambian el equilibrio químico de tu vagina, lo que te deja susceptible a varios tipos de infecciones. También puede dañar las trompas de Falopio y aumentar el riesgo de un futuro embarazo ectópico.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.