La hemorragia posparto (HPP) se refiere a una pérdida grave de sangre que ocurre después del parto. Por lo general, esto ocurre en las primeras 24 horas después del parto, pero es posible hasta 12 semanas después del parto.

Es típico experimentar algo de sangrado, conocido como loquios, después de tener un bebé. La hemorragia posparto es un sangrado excesivo que puede poner en peligro la vida. Requiere tratamiento de emergencia para evitar una mayor pérdida de sangre.

Este artículo repasará los síntomas de la hemorragia posparto, así como los factores de riesgo, las opciones de tratamiento y más.

Síntomas de hemorragia posparto de emergencia

El síntoma principal de la hemorragia posparto es el sangrado abundante, que suele ir acompañado de coágulos. Puede sentir como si la sangre estuviera saliendo de la vagina. Puede empapar dos o más toallas sanitarias o toallas por hora.

Otros síntomas de la HPP incluyen:

  • Hipotensión (presión arterial baja)
  • Dolor pélvico
  • Hinchazón en la vagina y/o perineo
  • Palpitaciones del corazón
  • Desorientación
  • Aturdimiento
  • Debilidad
  • Piel pálida y fría

La causa principal de la hemorragia posparto es la atonía uterina, que se refiere a que el útero no se contrae normalmente después del parto. Esto podría provocar una retención de placenta, lo que significa que parte de la placenta (el órgano que suministra al feto nutrientes esenciales y oxígeno durante el embarazo) permanece en el útero después del parto. Esto puede provocar un sangrado excesivo.

Otras posibles causas de HPP incluyen:

  • Otros problemas con la placenta, como placenta previa (placenta baja), desprendimiento de placenta (separación repentina de la placenta de la pared uterina) o placenta accreta (crecimiento de la placenta hacia la pared uterina)
  • Desgarro del útero durante el parto.
  • Inversión del útero

¿Cuánta pérdida de sangre es peligrosa?

No existe un acuerdo universal sobre la cantidad exacta de pérdida de sangre que constituye una hemorragia posparto. Sin embargo, generalmente se define como 1000 mililitros (mL) o más de pérdida de sangre después de una cesárea (cesárea, parto quirúrgico) y 500 ml o más de pérdida de sangre después de un parto vaginal.

Dicho esto, si experimenta síntomas de hipovolemia (pérdida grave de sangre y otros líquidos), normalmente debe recibir tratamiento para la HPP independientemente de la cantidad exacta de pérdida de sangre.

Pronóstico de la hemorragia posparto

La hemorragia posparto puede ser una afección potencialmente mortal. A nivel mundial, es la causa más común de mortalidad materna. También es responsable de una cuarta parte de todas las muertes maternas en el período posparto. En Estados Unidos, es la causa de aproximadamente el 11% de las muertes maternas.

Sin embargo, la afección se puede tratar eficazmente. Los riesgos asociados con la HPP se reducen significativamente si nota los signos y contacta a un proveedor de atención médica de inmediato.

Tratamiento inmediato de la hemorragia posparto

Si experimenta síntomas de hemorragia posparto, es fundamental buscar ayuda médica de inmediato para detener el sangrado.

Mientras todavía esté en el hospital, informe inmediatamente a una enfermera u otro proveedor de atención médica si está sangrando mucho. Si está en casa cuando comienza a notar síntomas, llame al 911 o vaya a la sala de emergencias de inmediato.

¿Qué detiene el sangrado?

Los objetivos principales del tratamiento de la hemorragia posparto son detener el sangrado y reemplazar la sangre perdida, si es necesario. A menudo, esto se logra mediante medios médicos que intentan hacer que el útero se contraiga para expulsar la placenta retenida (si esa es la causa del sangrado).

Las opciones de tratamiento pueden incluir:

  • Medicamentos como el ácido tranexámico para ralentizar o detener el sangrado.
  • Administración intravenosa (IV) de uterotónicos o medicamentos que hacen que el útero se contraiga, como pitocina (oxitocina sintética)
  • Inserción de un dispositivo conocido como balón intrauterino, si los uterotónicos no funcionan
  • Transfusiones de sangre
  • Una histerectomía (extirpación quirúrgica del útero) en casos graves en los que todos los demás tratamientos han fracasado.

¿Qué aumenta el riesgo de hemorragia posparto?

La mayoría de las personas con HPP no tienen factores de riesgo conocidos. Sin embargo, existen muchos factores que pueden aumentar la probabilidad de sufrir un sangrado posparto grave, entre ellos:

  • Haber experimentado HPP en el pasado
  • Entrega por cesárea
  • induccion laboral
  • Un parto muy rápido o muy largo.
  • Haber experimentado embarazos múltiples
  • Trastornos sanguíneos subyacentes, como la enfermedad de von Willebrand
  • Obesidad
  • Dar a luz a un bebé grande
  • Preeclampsia o hipertensión gestacional (presión arterial alta durante el embarazo)
  • Corioamnionitis (infección del líquido amniótico y la placenta)
  • Colestasis intrahepática del embarazo (PIC), una afección hepática que se desarrolla durante el embarazo

Inducir el parto y la hemorragia posparto

Tomar medicamentos como Pitocin para inducir (provocar) el parto puede aumentar el riesgo de hemorragia posparto.

Sin embargo, los beneficios de la inducción del parto a veces superan los riesgos. Por ejemplo, si trabaja durante demasiado tiempo sin dar a luz, es posible que necesite una cesárea de emergencia, lo que también puede aumentar sus posibilidades de desarrollar HPP.

Hable con su proveedor de atención médica sobre los beneficios y posibles efectos secundarios asociados con la inducción del parto. Ellos pueden hacerle la recomendación adecuada según sus necesidades.

¿Se puede prevenir la hemorragia posparto?

La hemorragia posparto no siempre se puede prevenir. Sin embargo, puede trabajar para reducir su riesgo y asegurarse de recibir tratamiento de inmediato si es necesario:

  • Mantener un peso corporal saludable al intentar quedar embarazada y durante el embarazo.
  • Tomar medicamentos para cualquier condición de salud subyacente o comórbida según lo prescrito
  • Controlar su presión arterial en casa si tiene hipertensión gestacional o preeclampsia
  • Dejar de fumar
  • Evitar las drogas y el alcohol durante el embarazo
  • Informar a su proveedor de atención médica, incluido un obstetra-ginecólogo (obstetra-ginecólogo), sobre cualquier complicación que haya experimentado en nacimientos anteriores.
  • Recibir atención prenatal constante

Curación después de una hemorragia posparto

Después de salir del hospital, su proveedor de atención médica puede recomendarle que continúe controlando su sangrado en casa. Si continúa empapando las toallas sanitarias, comuníquese con su proveedor de inmediato.

Su proveedor de atención médica también puede sugerirle que tome un suplemento de hierro para tratar la anemia, especialmente si su pérdida de sangre fue extrema. También es importante priorizar el descanso, no estar de pie tanto como sea posible y beber muchos líquidos mientras se recupera. Lo más probable es que le pidan que haga un seguimiento con su equipo médico en varias citas posparto.

Resumen

La hemorragia posparto (HPP) se refiere a la pérdida de sangre de más de 1000 ml después del parto. Generalmente es causada por atonía uterina o la incapacidad del útero para contraerse como de costumbre después del parto. Los proveedores de atención médica pueden adoptar varios enfoques diferentes para detener el sangrado, incluido el masaje uterino, la medicación, la extirpación de la placenta retenida o (en casos raros) una histerectomía.

La HPP es una afección grave, pero se puede tratar de forma eficaz. Busque ayuda médica de emergencia de inmediato si nota algún signo de sangrado abundante dentro de las primeras 12 semanas después del parto.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.