Las fracturas de muñeca, también conocidas como fracturas de radio distal, representan el 18% de todas las fracturas en personas de 65 años o más. La muñeca es una articulación compleja que conecta los dos huesos del antebrazo, el radio y el cúbito, con la mano. Las fracturas óseas son una complicación común de la osteoporosis, particularmente en las muñecas, las caderas y la columna vertebral.

Este artículo analiza la conexión entre la osteoporosis y las fracturas de muñeca, incluidos los síntomas, los tratamientos, los ejercicios de fortalecimiento de la muñeca y las formas de prevenir las fracturas de muñeca.

Fractura de muñeca como advertencia de osteoporosis

Una muñeca rota suele ser la primera señal de advertencia de osteoporosis para muchas personas. A medida que los huesos se vuelven más frágiles, pueden ocurrir fracturas de muñeca por eventos menores, como una caída desde una altura de pie.

A nivel mundial, la osteoporosis causa 8,9 millones de fracturas cada año. El riesgo de fracturas relacionadas con la osteoporosis aumenta con la edad, particularmente para las mujeres posmenopáusicas. Alrededor del 85% de las fracturas de muñeca relacionadas con la osteoporosis ocurren en mujeres de 50 años o más.

Se estima que el 50 % de las mujeres con osteoporosis y el 25 % de los hombres con esta afección experimentarán una fractura relacionada con la osteoporosis a lo largo de su vida.

Cómo afecta la osteoporosis a los huesos

Células llamadas osteoblastos, y osteoclastos regenerar el tejido óseo. Los osteoblastos construyen hueso nuevo (formación), mientras que los osteoclastos descomponen y eliminan el hueso viejo (resorción). La tasa de formación y reabsorción ósea suele estar equilibrada, lo que ayuda a mantener los huesos sanos y fuertes.

A medida que las personas envejecen, la reabsorción ósea comienza a superar la formación ósea. A los 40 años, la tasa de pérdida ósea aumenta gradualmente. A la edad de 70 años, tanto hombres como mujeres tienen mayores probabilidades de experimentar baja masa ósea. La pérdida de densidad ósea puede provocar osteoporosis y un mayor riesgo de fracturas.

La tasa de pérdida aumenta más rápidamente en las mujeres después de la menopausia debido a la disminución de los niveles de estrógeno. La pérdida de masa ósea puede continuar durante toda la vida, pero la pérdida más rápida ocurre durante los primeros 10 años después de la menopausia.

Otros síntomas tempranos

La osteoporosis a menudo se llama una «enfermedad silenciosa» porque la pérdida ósea ocurre gradualmente y, a menudo, sin síntomas. Si se desarrollan síntomas de osteoporosis, pueden incluir los siguientes:

Fracturas de muñeca

Una fractura de muñeca es una rotura que ocurre en uno o más de los huesos que forman la muñeca (el radio y el cúbito). La mayoría de las fracturas de muñeca son uno de estos dos tipos de fracturas de radio distal:

  • Colles fractura: ocurre cuando la muñeca se dobla hacia atrás (p. ej., cuando una mano extendida amortigua el golpe de una caída) y el extremo roto del radio empuja hacia el dorso de la mano.
  • Fractura de Smith: ocurre cuando la muñeca se dobla hacia adelante o cuando la parte posterior de la muñeca sufre un traumatismo y el extremo roto del radio se empuja hacia la palma de la mano.

Síntomas

Los síntomas de una fractura de muñeca pueden variar según el tipo de fractura y la gravedad de la lesión. Los síntomas comunes incluyen:

  • Dolor
  • Hinchazón
  • moretones
  • Rigidez
  • Deformidad (la muñeca puede colgar o doblarse de manera extraña)
  • Pérdida de función
  • Entumecimiento u hormigueo

No todas las fracturas causan dolor intenso; algunos pueden ser sutiles y difíciles de detectar, especialmente si solo causan molestias e hinchazón leves. Después de una caída, siempre es una buena idea visitar a su proveedor de atención médica para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Diagnóstico

Su proveedor de atención médica diagnosticará una muñeca rota a través de un examen físico y pruebas de imagen. Los métodos de diagnóstico estándar incluyen lo siguiente:

  • Examen físico: Su proveedor de atención médica le examinará la muñeca y la mano en busca de signos de hinchazón, sensibilidad, deformidad y pérdida de la función. También pueden pedirle que mueva la muñeca y la mano para detectar dolor y evaluar su rango de movimiento.
  • Radiografía: uso de rayos x electromagnético ondas para crear imágenes detalladas y el posicionamiento de los huesos en la muñeca.
  • Tomografía computarizada (tomografía computarizada): Las tomografías computarizadas pueden proporcionar imágenes más detalladas de los huesos de la muñeca que las radiografías. Pueden ayudar a identificar pequeñas fracturas y otras lesiones que pueden no ser visibles en una radiografía.

Según el examen y las pruebas de imagen, su proveedor de atención médica determinará el tipo y la gravedad de la fractura y recomendará el tratamiento adecuado.

Tratamiento

El plan de tratamiento para una muñeca fracturada depende del tipo y la gravedad de la fractura. El objetivo principal es realinear los huesos rotos y evitar el movimiento para promover la curación.

Las opciones de tratamiento estándar para una fractura de muñeca incluyen:

  • Reducción: Un proveedor de atención médica realinea los huesos afectados (los mueve a su lugar correcto).
  • inmovilización: Se usa una férula o un yeso para inmovilizar el hueso roto y mantenerlo en su lugar mientras sana.
  • Medicamento: Un proveedor de atención médica receta analgésicos para ayudar a controlar el dolor y la inflamación.
  • Cirugía: A veces es necesaria la cirugía para reparar el hueso roto. Clavos, placas o tornillos pueden mantener el hueso en su lugar mientras sana.
  • Rehabilitación: Una vez que el hueso se haya curado, es posible que deba seguir un programa de rehabilitación (p. ej., fisioterapia) para recuperar la fuerza, el rango de movimiento y la función de la muñeca.

Si tiene osteoporosis, su proveedor de atención médica puede solicitar radiografías de seguimiento para monitorear el proceso de curación y asegurarse de que sus huesos estén correctamente alineados.

Recuperación y Complicaciones

La recuperación de una fractura de muñeca depende del tipo de fractura, su edad y su salud en general. Cuando la curación va según lo planeado, la mayoría de las fracturas de muñeca requieren tres meses de curación antes de que pueda volver a sus actividades normales, aunque la recuperación total puede demorar hasta un año. El dolor residual en la muñeca puede durar hasta dos años y puede durar mucho más en personas de 50 años o más o con una afección subyacente como la osteoartritis.

Las complicaciones después de una fractura de muñeca son posibles y pueden incluir las siguientes:

  • Cicatrización retardada: En las personas con osteoporosis, la curación de los huesos puede llevar más tiempo que en las personas sin osteoporosis.
  • Ninguna unión: En casos raros, es posible que el hueso no cicatrice correctamente, lo que requiere tratamientos adicionales, como estimulación ósea o cirugía.
  • consolidación viciosa: En algunos casos, el hueso puede sanar en una posición inadecuada, lo que puede provocar dolor crónico, artritis y pérdida de función en la muñeca.
  • refractura: Las personas con osteoporosis tienen un mayor riesgo de volver a romperse el mismo hueso.
  • Síndrome de dolor regional complejo (SDRC): El CRPS es una condición rara que puede ocurrir después de una fractura ósea. Provoca dolor intenso, hinchazón y cambios en el color y la temperatura de la piel en la parte del cuerpo afectada.
  • lesión nerviosa: Aunque es raro, puede ocurrir una lesión nerviosa junto con una fractura ósea, lo que puede causar entumecimiento, hormigueo o debilidad en la mano o los dedos.
  • Irritación y ruptura del tendón: La irritación o ruptura del tendón puede ocurrir cuando la muñeca se gira a la fuerza durante una caída o trauma o debido al desplazamiento de los fragmentos óseos rotos. Esto puede causar dolor y debilidad en la muñeca y la mano.

Ejercicios para fortalecer la muñeca

Los ejercicios de fortalecimiento de la muñeca se enfocan en los músculos de la muñeca y el antebrazo, lo que puede ayudar a mejorar la fuerza, la flexibilidad y la estabilidad de la muñeca y reducir el dolor. Estos ejercicios pueden beneficiar a las personas con osteoporosis que desean fortalecer sus muñecas para curarse de una fractura de muñeca o reducir el riesgo de futuras fracturas.

Es importante realizar estos ejercicios bajo la guía de su proveedor de atención médica o un fisioterapeuta para garantizar la forma adecuada y evitar lesiones mayores:

  • Rizos de muñeca son un ejercicio simple que puede ayudar a fortalecer los músculos de la muñeca y el antebrazo.
  • Ejercicios de fortalecimiento del agarre mejorar la fuerza y ​​la estabilidad de los músculos de la muñeca y la mano.
  • Ejercicios laterales de muñeca puede ayudar a fortalecer los músculos involucrados en los movimientos de lado a lado de la muñeca.
  • ejercicios con bandas de resistencia proporcionan una resistencia gradual y controlada, lo que es beneficioso para las personas que se recuperan de una lesión en la muñeca y necesitan desarrollar fuerza gradualmente.

Otras formas de prevenir las fracturas de muñeca

Aproximadamente la mitad de las fracturas repetidas relacionadas con la osteoporosis se pueden prevenir. Tomar decisiones de estilo de vida saludable puede ayudar a mantener la salud de sus huesos para prevenir fracturas de muñeca.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan la detección de osteoporosis para cualquier persona mayor de 50 años que haya sufrido una fractura, especialmente personas posmenopáusicas. Una prueba de densidad mineral ósea (DMO) puede identificar la osteoporosis y determinar su riesgo de fracturas.

Dieta

Comer una dieta bien balanceada rica en frutas, verduras y proteínas magras puede promover la salud de los huesos y reducir el riesgo de fracturas. Los alimentos ricos en calcio y vitamina D pueden beneficiar particularmente la salud de los huesos. Limite su consumo de alimentos procesados, granos refinados y sodio y azúcares añadidos.

Calcio


El calcio es un mineral esencial que es necesario para mantener los huesos sanos. Si obtiene suficiente calcio, su cuerpo usará el calcio de sus huesos, lo que puede conducir a la pérdida ósea.

La ingesta adecuada de calcio es necesaria a través de la dieta o los suplementos de calcio para ayudar a prevenir la pérdida ósea y apoyar la salud ósea. Los alimentos ricos en calcio incluyen:

  • Leche
  • Queso
  • Yogur
  • tofu
  • Nueces y semillas
  • legumbres

Vitamina D

La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio y es esencial para mantener los huesos sanos. Los niveles bajos de vitamina D están asociados con una menor densidad ósea y un mayor riesgo de osteoporosis y huesos rotos.

Puede asegurarse de obtener suficiente vitamina D a través de la exposición a la luz solar, la dieta o los suplementos. Las mejores fuentes alimenticias de vitamina D son:

  • Pescados grasos (como salmón, atún, abadejo y trucha)
  • Hongos
  • Queso
  • Yemas de huevo
  • Cereales o jugo de naranja fortificado con vitamina D

Dejar de fumar y beber alcohol

Fumar y el consumo excesivo de alcohol están relacionados con un mayor riesgo de pérdida ósea y fracturas de la columna vertebral, la cadera y las muñecas. Beber grandes cantidades de alcohol puede interferir con los niveles de calcio en el cuerpo y la producción de hormonas que protegen los huesos. Dejar de fumar y limitar el consumo de alcohol puede ayudar a mantener la salud ósea y reducir el riesgo de fracturas.

Evite las caídas

Las caídas son una causa común de fracturas de muñeca, especialmente en adultos mayores y personas con osteoporosis. Los ejercicios, como el yoga o el tai chi, pueden ayudar a mejorar el equilibrio y la coordinación para ayudar a evitar caídas. Considere realizar cambios en el entorno de su hogar para hacerlo más seguro, como eliminar los peligros de tropiezo de los pisos (por ejemplo, cables, zapatos), instalar barras de apoyo en el baño y limpiar los derrames para evitar resbalones.

Resumen

Las fracturas de muñeca son comunes entre las personas con osteoporosis y suelen ser el primer indicio de la enfermedad. Si se ha caído o ha sufrido un traumatismo en la muñeca, su proveedor de atención médica le realizará un examen físico y ordenará estudios por imágenes para diagnosticar una fractura. La recuperación de una fractura de muñeca puede llevar meses, pero una dieta rica en calcio y vitamina D y ejercicios específicos pueden ayudar a fortalecer los huesos y prevenir futuras fracturas.

Preguntas frecuentes

  • ¿Qué tipo de fracturas son más comunes con la osteoporosis?

    La osteoporosis es responsable de más de 2 millones de huesos rotos cada año en los Estados Unidos. Las fracturas en la muñeca, las caderas y la columna vertebral son más comunes en personas con osteoporosis.

  • ¿Cómo se puede aumentar la densidad ósea en la muñeca?

    Los ejercicios con pesas y una dieta bien balanceada con alimentos ricos en calcio, vitamina D y proteínas magras pueden ayudar a aumentar la densidad ósea en la muñeca.

  • ¿Qué tan rápido progresa la osteoporosis?

    La pérdida ósea relacionada con la osteoporosis es un proceso gradual que puede tardar muchos años en desarrollarse; puede progresar a diferentes ritmos para diferentes personas. Los factores que pueden afectar la progresión de la osteoporosis incluyen el envejecimiento, los niveles hormonales, el tabaquismo, el consumo de alcohol y la falta de actividad física.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.