La artritis reumatoide (AR) es un trastorno inflamatorio crónico que ocurre cuando el sistema inmunitario del cuerpo se dirige a sus propias células sanas. Esta condición comúnmente afecta las articulaciones de todo el cuerpo, rompiendo los tejidos blandos, como los ligamentos y el cartílago. Sin embargo, la AR también puede causar erosión ósea.

Este artículo analiza la erosión ósea que ocurre con la AR, incluidas las causas, los síntomas y el manejo de su afección.

¿Qué es la erosión ósea por AR?

La erosión ósea es una pérdida gradual de hueso que ocurre por la inflamación causada por la artritis reumatoide. La erosión ósea puede aparecer tan pronto como los primeros meses después del diagnóstico. Alrededor del 60% de las personas con AR tienen erosión ósea después de un año.

La AR causa la inflamación del tejido conectivo en las articulaciones llamada membrana sinovial. La membrana se agranda y provoca la ruptura del cartílago (relleno entre los huesos de la articulación) y erosión ósea. La hiperactividad de las células llamadas osteoclastos es responsable de la erosión ósea en la AR.

Cuando la erosión ósea está presente, por lo general, su condición es más grave y tendrá más dificultades con el funcionamiento diario.

Signos y síntomas de la erosión ósea

La artritis reumatoide causa un daño articular significativo, lo que lleva a los siguientes síntomas:

  • Dolor
  • Hinchazón
  • piel cálida
  • Rigidez
  • Nódulos (bultos indoloros debajo de la piel)
  • Contracturas (pérdida permanente de movimiento)
  • Inestabilidad articular (sensación de que las articulaciones «ceden»)
  • Deformidades articulares debido a que los huesos se mueven fuera de lugar

¿Cómo se evalúan los síntomas?

No hay ningún síntoma «único» para la erosión ósea. Las imágenes a menudo se usan para evaluar el daño articular con AR, incluida la erosión ósea.

La resonancia magnética nuclear (RMN) se utiliza para detectar la acumulación de líquido en la médula ósea, que es un signo temprano de erosión ósea. Los rayos X se usan comúnmente para determinar las articulaciones que se ven afectadas por la erosión ósea y determinar qué tan rápido se están descomponiendo sus huesos.

¿Cómo se maneja la erosión ósea?

Desafortunadamente, no hay forma de prevenir la erosión ósea con la artritis reumatoide. El tratamiento para la erosión ósea comienza con el objetivo de su sistema inmunitario hiperactivo, que está causando la inflamación de las articulaciones.

Se ha demostrado que ciertos medicamentos para la AR detienen la erosión ósea y ayudan a reparar parte del daño que ha ocurrido. Sin embargo, la erosión ósea de la AR no se puede revertir por completo.

medicamentos

Los fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (DMARD, por sus siglas en inglés) se usan comúnmente para tratar la artritis reumatoide. Sin embargo, no todos los DMARD son efectivos para tratar la erosión ósea. Los DMARD tradicionales se dirigen a su sistema inmunitario hiperactivo en su conjunto para disminuir la inflamación, pero no son muy efectivos para reparar la erosión ósea.

Los DMARD biológicos están hechos de proteínas en genes humanos. Estos medicamentos se dirigen a células específicas de su sistema inmunitario y se ha demostrado que ayudan a reparar parcialmente la erosión ósea.

Consejos para la protección de las articulaciones

Los principios de protección de las articulaciones pueden ayudar a hacer la vida más fácil con la erosión ósea de la AR. Considere ver a un terapeuta físico u ocupacional para intervenciones individualizadas.

Los consejos para la protección de las articulaciones incluyen:

  • Descansar: Siempre que sea posible, evite actividades que empeoren su dolor en las articulaciones. Si no puede evitarlos, programe descansos frecuentes.
  • Usar equipo de adaptación: Busque elementos que faciliten las tareas diarias. Por ejemplo, use herramientas con mangos integrados para disminuir la presión sobre las manos y las articulaciones de los dedos.
  • Transferir peso a articulaciones más grandes.: Lleve las bolsas en el pliegue del codo o sobre el hombro, en lugar de agarrarlas por las asas.
  • Cambiar de posición con frecuencia: Permanecer en una posición durante demasiado tiempo puede aumentar la rigidez que se produce con la AR. Tome un breve descanso para estirarse varias veces por hora para aumentar el flujo de sangre a sus articulaciones.
  • Mantener una buena postura: La mala postura ejerce una presión innecesaria sobre las articulaciones.
  • Conoce tus límites: No empujes a través del dolor. Esto puede causar aún más daño a sus articulaciones.
  • Pruebe con un aparato ortopédico o una férula: Hay varios tipos de aparatos ortopédicos y férulas disponibles para ayudar a inmovilizar las articulaciones dolorosas con AR. Para recomendaciones específicas, consulte a un terapeuta físico u ocupacional.
  • Usar un dispositivo de asistencia: Si la erosión ósea afecta las articulaciones de las piernas, el uso de un dispositivo de asistencia, como un bastón o un andador, puede ayudar a reducir la tensión en estas articulaciones cuando camina.

Resumen

La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad autoinmune que a menudo causa erosión ósea. El exceso de inflamación se acumula en las articulaciones afectadas, lo que provoca dolor, rigidez, hinchazón, pérdida de movimiento y dificultad con la movilidad.

La erosión ósea no se puede prevenir, pero el tratamiento puede ayudar a retrasar la progresión del daño en las articulaciones. El tratamiento incluye medicamentos que se dirigen a su sistema inmunológico y estrategias de protección de las articulaciones para ayudar a reducir los síntomas.

Una palabra de MEDSALUD

La erosión ósea es un efecto secundario grave de la artritis reumatoide que puede provocar una discapacidad significativa. La detección y el tratamiento tempranos son importantes para controlar sus síntomas. Siga las instrucciones de su proveedor de atención médica y practique la incorporación de prácticas de protección de las articulaciones en su vida diaria. Para obtener apoyo y consejos adicionales, considere unirse a un grupo de apoyo.

Preguntas frecuentes

  • ¿La erosión ósea es reversible?

    La erosión ósea causada por la artritis reumatoide no es completamente reversible. Sin embargo, ciertos medicamentos pueden ayudar a detener la progresión de la pérdida ósea y reparar parcialmente la pérdida ósea que ya se ha producido.

  • ¿Qué es la erosión ósea?

    La erosión ósea es la descomposición del hueso que se produce por un exceso de inflamación en las articulaciones. Este es un síntoma común de la artritis reumatoide.

  • ¿Puede la artritis reumatoide causar pérdida ósea?

    La pérdida ósea (erosión ósea) afecta aproximadamente al 60 % de las personas con artritis reumatoide dentro del año posterior al diagnóstico.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.