Es posible que haya escuchado que el uso de aceite de ajo para una infección de oído es una alternativa natural segura y eficaz a las gotas medicinales para los oídos debido a sus propiedades antibacterianas. Sin embargo, hay una falta de evidencia para apoyar esta afirmación.

Beneficios para la salud del ajo

La investigación ha demostrado que el ajo ofrece muchos beneficios para la salud. Aunque el mecanismo no es muy conocido, los estudios han demostrado que consumir ajo o extracto de aceite de ajo tiene propiedades antivirales, antibacterianas, antifúngicas y antiprotozoarias:

  • Antivírico: El ajo ha demostrado ser útil en la lucha contra varias cepas de virus de la gripe y otros virus como el citomegalovirus y el rinovirus.
  • Antibacteriano: El ajo puede ser eficaz contra muchos tipos de bacterias, incluidas la salmonela, la E. coli y la infección por estafilococos. Se cree que el ajo también puede ser beneficioso para las bacterias intestinales.
  • Antifúngico: Los hongos que han demostrado ser sensibles al ajo incluyen cándida, Aspergiloy criptococo. Se cree que el extracto de ajo reduce el crecimiento de hongos y daña sus membranas.
  • Antiprotozoario: Los estudios han demostrado que el ajo puede tratar eficazmente los protozoos, pequeños organismos que pueden causar enfermedades. Se cree que los compuestos alicina, ajoeno y organosulfuros del ajo son la razón de sus propiedades antiprotozoarias.

Aunque el ajo contiene estas propiedades, no significa que pueda combatir infecciones sin ninguna otra intervención médica.

También se ha demostrado que el ajo desempeña un papel positivo en muchos sistemas corporales y en la prevención de enfermedades:

  • Sistema inmunitario: Se ha demostrado que los suplementos de ajo estimulan el sistema inmunológico y reducen la frecuencia y la gravedad de enfermedades comunes como el resfriado común. Lo hace mejorando la función de las células inmunitarias.
  • Sistema cardiovascular: La investigación ha demostrado que el ajo puede mejorar la salud del sistema cardiovascular al reducir la presión arterial y niveles de colesterol.
  • Salud del cerebro: Investigaciones recientes han encontrado que el ajo puede ser efectivo para controlar y prevenir la enfermedad de Alzheimer y la demencia. Se cree que los antioxidantes del extracto de ajo añejo pueden ayudar a reducir el deterioro cognitivo.
  • Estrés oxidativo: La acumulación de radicales libres en el cuerpo puede provocar estrés oxidativo, un efecto dañino que ocurre cuando hay un desequilibrio entre los radicales libres y los antioxidantes en el cuerpo. Los estudios han demostrado que la suplementación con ajo puede ayudar a resolver ese desequilibrio. Aunque se necesita más investigación, los estudios que se han realizado hasta ahora mostraron resultados prometedores.
  • Prevención de cáncer: El ajo puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer.
  • Protección del hígado: El hígado tiene la tarea de desintoxicar el cuerpo. Si las sustancias se acumulan hasta niveles peligrosos, pueden provocar toxicidad. Los estudios han demostrado que el ajo puede ayudar a prevenir eso.

Tipos de infecciones del oído

Hay varios tipos de infecciones del oído. Las infecciones del oído externo afectan el tímpano hacia el exterior del oído, las infecciones del oído medio ocurren detrás del tímpano y las infecciones del oído interno afectan la parte más profunda del oído.

Las infecciones del oído pueden ser causadas por bacterias, virus, hongos, acumulación de cerumen o agua en los oídos. El uso de ajo para ayudar a tratar una infección de oído dependerá de la causa y la parte del oído afectada.

Los estudios sobre el ajo y las infecciones del oído han demostrado que ciertos derivados del ajo pueden ser útiles para tratar algunas infecciones del oído causadas por bacterias, especialmente si las bacterias son resistentes a los antibióticos. Estos derivados incluyen alicina y s-alil-cisteína.

Aunque el ajo puede tener cierta eficacia contra las infecciones de oído bacterianas y fúngicas, no es tan efectivo como los medicamentos antibióticos como el fluconazol y la ciprofloxacina.

Remedios caseros para las infecciones de oído

Algunas infecciones de oído desaparecerán por sí solas. Puedes utilizar remedios caseros para aliviar las molestias de los síntomas. Las formas naturales de hacerlo incluyen el uso de aceites esenciales, una compresa fría o tibia, gotas para los oídos de venta libre o taparse los oídos.

Ajo para la infección del oído o el dolor de oído

Hay dos formas en que el ajo se puede usar para ayudar a tratar una infección de oído o un dolor de oído. Incluyen ajo crudo, entero y extracto de ajo en forma de aceite.

ajo entero

Aunque hay investigaciones limitadas que sugieren que usar un diente de ajo entero para ayudar a tratar el dolor de oído puede ser beneficioso, introducir un diente de ajo en el oído puede ayudar a aliviar el dolor de oído.

Para ello, pela el ajo y córtale las puntas. Luego, envuelve el ajo en una gasa y colócalo en la abertura de la oreja. Tenga cuidado de no empujarlo hacia el canal auditivo, ya que esto puede causar daños. Una vez que el ajo esté ligeramente asegurado, coloque un paño tibio sobre la oreja hasta que el dolor desaparezca.

Si utiliza este método, hágalo con precaución. También puede ser útil hablar con su médico antes de probar cualquier remedio casero para una infección o dolor de oído.

Gotas de aceite de ajo

Se cree que el aceite de ajo ayuda a aliviar los dolores de oído y las infecciones de oído porque los derivados que poseen propiedades antibacterianas se descomponen y concentran. Algunos estudios han encontrado que el aceite de ajo puede ser tan efectivo como los antibióticos orales como la amoxicilina.

Sin embargo, el aceite de ajo no puede cruzar la barrera del oído medio para tratar una infección bacteriana, y probablemente el único beneficio sea el alivio del dolor. La otitis media aguda por lo general mejora por sí sola sin tratamiento.

Para usar aceite de ajo para tratar un dolor de oído o una infección de oído, puedes comprarlo en línea o hacer una solución en casa. Necesitarás un diente de ajo, aceite de oliva, una sartén, un colador, un frasco de vidrio con tapa, un gotero y un trozo de algodón.

Puedes hacer tu propio aceite de ajo en unos sencillos pasos:

  • Pelar y machacar el ajo.
  • Caliente el aceite y el ajo lentamente a fuego lento hasta que el ajo y el aceite estén fragantes.
  • Retíralo del fuego para que la mezcla se enfríe.
  • Cuela el ajo del aceite mientras lo viertes en un frasco.

Una vez que el aceite esté listo, puede usarlo como lo haría con cualquier otro tipo de gotas para los oídos. Vale la pena señalar que este método no debe usarse en lugar de medicamentos. Solo debe usarse como un tratamiento complementario.

Las infecciones del oído ocurren cuando bacterias, hongos o virus ingresan al oído y causan síntomas. Uno de esos síntomas podría ser dolor de oído. Un dolor de oído puede ocurrir en ausencia de una infección de oído y tiene una amplia gama de causas, como una lesión, dolor en las articulaciones de la mandíbula o inflamación de otra parte del cuerpo.

Tratamiento

El tratamiento para las infecciones de oído y los dolores de oído varía según la causa y la gravedad de la afección. Si una infección de oído es leve, es posible que no se requiera ningún tratamiento. Algunas infecciones desaparecerán por sí solas.

Infecciones de oído

En la mayoría de los casos de infección del oído medio, no se necesita tratamiento. Se pueden usar antibióticos orales, pero no gotas antibióticas para los oídos a menos que haya una perforación de la membrana timpánica.

dolores de oído

Es probable que un dolor de oído se trate según su causa. El dolor generalmente desaparecerá una vez que se resuelva la causa. A veces no se requiere tratamiento. Las opciones de tratamiento para las afecciones que causan dolor de oído incluyen:

  • antibióticos
  • Analgésicos como el ibuprofeno
  • Remedios caseros para el dolor, como una toallita tibia sobre la oreja o ejercicios para el cuello

Riesgos del aceite de ajo

Usar ajo para tratar una infección de oído o un dolor de oído conlleva algunos riesgos. Según la investigación, el uso de ajo por vía tópica puede causar dermatitis. Podría ser provocado por una reacción alérgica y causar sarpullido, urticaria y ampollas. También puede empeorar una infección de oído porque algunos tipos de bacterias pueden prosperar en el aceite de ajo.

Antes de probar cualquier remedio casero como el aceite de ajo, debes hablar con tu médico. Algunas infecciones del oído requieren tratamiento médico y, si no se tratan, pueden provocar complicaciones graves.

Quién no debería usarlo

Aquellos que tienen un tímpano roto no deben usar aceite de ajo como remedio para el dolor de oído. El orificio en el tímpano puede permitir que el aceite de ajo pase y cause problemas en el oído medio.

Resumen

Algunas investigaciones han demostrado que el ajo es un remedio eficaz para el dolor de oído y infecciones Sin embargo, puede causar dermatitis e irritación en el oído. Antes de probar esto en casa, hable con su médico para asegurarse de que sea seguro para usted y el tratamiento adecuado para su condición.

Preguntas frecuentes

  • ¿Es el ajo un antibiótico natural?

    Sí, el ajo tiene poderosas propiedades antibióticas. La investigación muestra que el extracto de ajo fresco es eficaz contra una serie de bacterias y microbios, incluidos los resistentes a la meticilina estafilococo aureus (MRSA), Pseudomonas aeruginosa, y Candida albicans.

  • ¿Se puede curar una infección de oído con ajo?

    Posiblemente. Los estudios de laboratorio muestran que las gotas de aceite de ajo pueden tratar eficazmente las bacterias que comúnmente causan infecciones del oído. Sin embargo, no está claro si las gotas de aceite de oliva funcionarían para tratar infecciones de oído reales. Las gotas pueden ayudar a tratar las infecciones del oído externo y aliviar el dolor, pero no pueden penetrar el tímpano para tratar las infecciones del oído medio.

  • ¿Cómo se hace el aceite de ajo?

    Para hacer aceite de ajo, necesitas un diente de ajo, 2 cucharadas de aceite de oliva y una olla para baño maría. A fuego lento, cocina el ajo y el aceite de oliva durante unos 20 minutos. Deje que se enfríe, luego cuele el aceite para quitar el ajo.

    No use el aceite en su oído hasta que se haya enfriado a la temperatura corporal o menos.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.