La mayoría de las personas no saben que tienen divertículos (pequeñas evaginaciones en el revestimiento del colon). A veces, estos se descubren durante una colonoscopia que se realiza para detectar el cáncer de colon.

A medida que las personas envejecen, pueden desarrollar divertículos, una condición llamada enfermedad diverticular. Los divertículos generalmente no causan ningún problema. Pero si se inflaman, lo que se conoce como diverticulitis, pueden causar síntomas como dolor.

Cuando los divertículos están inflamados y causan síntomas, normalmente no se realiza una colonoscopia. En su lugar, se puede realizar una colonoscopia y/u otras pruebas varias semanas después de que la diverticulitis esté bajo control.

Este artículo discutirá cómo una colonoscopia puede revelar un diagnóstico de enfermedad diverticular, cómo se usa una colonoscopia después del tratamiento de la diverticulitis y cómo desarrollar hábitos para un colon saludable.

Una colonoscopia es una prueba que se realiza para observar el interior del colon. Un proveedor de atención médica inserta un tubo delgado con una luz y una cámara en el extremo dentro del ano y hacia arriba a través del recto y las otras partes del intestino grueso. Por lo general, le administran medicamentos y está dormido durante esta prueba.

No es raro encontrar uno o más divertículos durante una colonoscopia para detectar cáncer de colon. Se recomienda una colonoscopia de detección para la mayoría de las personas con un riesgo promedio de desarrollar cáncer de colon una vez que cumplen 45 años.

A medida que las personas envejecen, la enfermedad diverticular se vuelve más común. Es menos común en personas menores de 40 años. Sin embargo, ha ido en aumento en este grupo en los últimos años.

La enfermedad diverticular es la condición más común que se encuentra durante una colonoscopia. Entre las edades de 50 y 59 años, alrededor del 33% de las personas tienen divertículos en el colon. Para los mayores de 80 años, la estimación sube al 71%.

La mayoría de las personas con enfermedad diverticular no tendrán ningún problema. Entre el 4% y el 5% de las personas tendrán síntomas, que generalmente se deben a una diverticulitis no complicada. De ese bajo porcentaje con diverticulitis, alrededor del 20% tendrá diverticulitis complicada.

Es posible, aunque poco probable, que la enfermedad diverticular se pase por alto durante una colonoscopia. Es posible que no se complete una colonoscopia debido a una preparación deficiente u otras razones, como áreas estrechas del colon (estenosis), lo que dificulta el paso del endoscopio y, por lo tanto, impide que se vean esas áreas.

Un estudio encontró que después de tener diverticulitis, una colonoscopia no encontró los divertículos en aproximadamente el 8% de las personas. Los autores del estudio señalan que completar una colonoscopia es más difícil en personas con antecedentes de diverticulitis.

Se puede usar otra prueba, como una tomografía computarizada (TC), si no se puede completar una colonoscopia.

Encontrar hemorroides durante una colonoscopia

Una hemorroide es una vena hinchada en el ano o el recto. Pueden causar dolor, sangrado o picazón. Sin embargo, algunas personas no saben que tienen hemorroides porque no presentan síntomas. Las hemorroides se pueden encontrar durante una colonoscopia. A menudo se pueden controlar con atención domiciliaria o, con poca frecuencia, con cirugía.

Diverticulosis diagnosticada a partir de una tomografía computarizada

La enfermedad diverticular también se puede diagnosticar con una tomografía computarizada. Una colonografía por TC es una prueba que utiliza rayos X para crear una imagen de las estructuras del abdomen.

Se puede realizar una colonografía por TC para detectar el cáncer de colon en aquellas personas que no pueden o no desean someterse a una colonoscopia. La enfermedad diverticular se puede encontrar durante una prueba de este tipo. Una tomografía computarizada realizada para diagnosticar la causa de los síntomas del sistema digestivo también podría encontrar divertículos.

Una tomografía computarizada puede ayudar a diagnosticar la diverticulitis. Es una prueba de uso común cuando se sospecha diverticulitis. Esta prueba puede ayudar a descartar la enfermedad diverticular por síntomas en el intestino.

¿Necesita otra colonoscopia para diverticulitis después del tratamiento?

Cuando se sienta mejor después de tener diverticulitis, se puede recomendar una colonoscopia. Podría haber diferencias según el historial previo, si hay otros problemas en el sistema digestivo y si hubo alguna complicación de la diverticulitis.

La diverticulitis puede ser complicada o no complicada. En la diverticulitis no complicada, no hay complicaciones y, a menudo, se trata en el hogar. En la diverticulitis complicada, existen otros problemas como un absceso (una bolsa de pus en el cuerpo) o una fístula (un túnel anormal entre dos órganos). Es posible que la diverticulitis complicada deba tratarse en el hospital.

Algunos estudios han encontrado que las personas a las que se les diagnosticó diverticulitis mediante una tomografía computarizada podrían tener un riesgo ligeramente mayor de tener cáncer de colon. Por ese motivo, se podría recomendar una colonoscopia de seguimiento después de una diverticulitis no complicada.

En el caso de una tomografía computarizada reciente que fuera normal además de la diverticulitis no complicada, es posible que no se necesite una colonoscopia.

Pautas de colonoscopia para pacientes con enfermedad diverticular

Una colonoscopia se utiliza a menudo en el tratamiento de la enfermedad diverticular. En la diverticulitis, podría utilizarse en diferentes puntos, dependiendo de la gravedad de los síntomas. Puede haber diferencias entre la frecuencia con la que los proveedores de atención médica solicitan una colonoscopia en la enfermedad diverticular.

Una revisión de la literatura médica recomienda los siguientes criterios sobre cuándo se debe realizar una colonoscopia en personas con enfermedad divierticular:

  • Para el sangrado en el sistema digestivo inferior que se cree que se debe a una enfermedad diverticular, se debe realizar una colonoscopia dentro de las 24 horas. Se recomienda el procedimiento regular para limpiar el colon de heces antes de la prueba.
  • Cuando una persona tiene diverticulitis aguda, se debe realizar una colonoscopia siete días después de que comiencen los síntomas. Se pueden usar enemas en lugar de la preparación completa para la colonoscopia.
  • Para la diverticulitis no complicada, se puede realizar una colonoscopia seis semanas después de que comenzaron los síntomas, pero solo si no se realizó recientemente una colonoscopia u otra prueba como la colonografía por TC.
  • Para la diverticulitis complicada, se debe realizar una colonoscopia seis semanas después de que comenzaron los síntomas.

Para las personas con enfermedad diverticular sin ningún síntoma, no existe un cronograma preferido sobre la frecuencia con la que se necesita una colonoscopia. Un proveedor de atención médica, generalmente un gastroenterólogo o un cirujano colorrectal, le dará una recomendación. Podría ser tan corto como cinco años o tan largo como 10 años entre colonoscopias por enfermedad diverticular.

Hábitos saludables del colon con diverticulosis o diverticulitis

La diverticulitis causa síntomas en el intestino, generalmente dolor, y también diarrea o estreñimiento. Cuando comienzan los síntomas, es posible que deba seguir una dieta líquida durante unos días.

Después de unos días, la dieta podría ampliarse para incluir más alimentos. Después de aproximadamente una semana, puede haber otra cita con un proveedor de atención médica para verificar el progreso. Después de unas seis semanas, el colon puede estar lo suficientemente curado para una colonoscopia de seguimiento.

Muchas personas se sienten mejor unas dos semanas (o antes) después de un brote de diverticulitis sin complicaciones. Si los síntomas persisten por más tiempo, considere hacer un seguimiento con un proveedor de atención médica.

Se pueden recomendar algunos cambios en el estilo de vida para la enfermedad diverticular que no causa ningún síntoma (diverticulosis). Éstas incluyen:

Un proveedor de atención médica puede ayudar a hacer cambios para tratar de prevenir un brote de diverticulitis. Puede que no sea posible evitar la diverticulitis por completo. Pero para aquellos que tuvieron un episodio de diverticulitis o tienen síntomas crónicos, puede ser útil trabajar con un proveedor de atención médica para crear un plan de manejo.

Cuándo ver a un proveedor de atención médica

Los síntomas de la diverticulitis son una razón para acudir a un proveedor de atención médica. La diverticulitis puede tratarse en el hogar, pero debe diagnosticarse para asegurarse de que no haya complicaciones.

El dolor abdominal severo debe ser revisado de inmediato. El sangrado rectal, la fiebre, las náuseas y los vómitos, junto con el dolor abdominal, también son motivos para consultar a un proveedor de atención médica lo antes posible.

Resumen

Una colonoscopia es una herramienta útil para la enfermedad diverticular. Especialmente cuando hay síntomas graves o sangrado que podría deberse a diverticulitis, se puede realizar una colonoscopia de inmediato.

Las colonoscopias de seguimiento generalmente se realizan después de que desaparecen los síntomas de la diverticulitis. Es posible que se necesite una colonoscopia cada tantos años para controlar la enfermedad diverticular u otros problemas en el colon.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.