Desmayo, también conocido como síncope, es una pérdida temporal de la conciencia que ocurre con mayor frecuencia debido a una caída repentina de la presión arterial, lo que provoca una falta de oxígeno en el cerebro. La mayoría de los casos no ponen en peligro la vida y se resuelven solos.

Pero, a veces, el desmayo puede significar un problema de salud más serio. Además, es posible caerse durante un episodio de síncope, lo que aumenta el riesgo de lesiones y complicaciones médicas.

Este artículo analizará el desmayo como síntoma, las causas comunes, cuándo consultar a un proveedor de atención médica, las pruebas y el tratamiento.

Síntoma de desmayo

La mayoría de los casos de desmayo no ponen en peligro la vida y son de naturaleza aislada, y requieren poco o ningún tratamiento, pero si experimenta alguno de los siguientes síntomas asociados, una razón más seria puede estar detrás de su desmayo.

Los siguientes síntomas asociados son graves y pueden requerir un estudio más extenso para determinar la causa de su síncope:

  • Transpiración
  • Mareo
  • mareo
  • Dificultad para respirar
  • Náuseas
  • vómitos
  • Piel pálida (particularmente falta de flujo sanguíneo en la piel, el color de la piel puede verse diferente según la complexión de la piel)
  • Una sensación de fatalidad inminente o ansiedad.
  • Confusión
  • Incontinencia urinaria o intestinal

Causas del desmayo

Algunas de las causas comunes de los desmayos son:

  • Síncope vasovagal o síncope neurocardiogénico: puede deberse a una variedad de desencadenantes, que incluyen deshidratación y desencadenantes emocionales o de estrés.
  • Disminución de la presión arterial debido a ponerse de pie o sentarse demasiado rápido (hipotensión ortostática)
  • Problemas cardíacos, como arritmias (bloqueo auriculoventricular y taquicardia ventricular) e insuficiencia cardíaca (el corazón no bombea suficiente sangre para las necesidades del cuerpo)
  • Síndrome del seno carotídeo (una respuesta exagerada a la presión aplicada al seno carotídeo, un área en el cuello)
  • Caída de azúcar en la sangre

Sentir que estás a punto de desmayarte o perder el conocimiento puede ser aterrador, pero muchas causas son benignas.

El tipo más común de «desmayo» es neurocardiogénico o síncope vasovagal (también conocido como síncope reflejo). Este tipo de desmayo generalmente ocurre cuando un desencadenante emocional, como ver sangre, provoca una caída repentina e impredecible de la presión arterial. Las personas tienden a recuperarse rápidamente, en cuestión de minutos. Se desconoce la causa del síncope vasovagal.

A menudo, los desmayos se asocian con condiciones que no ponen en peligro la vida y no requieren tratamiento médico. Aún así, nunca debe descartar el desmayo como un síntoma sin importancia, especialmente si ocurre más de una vez en un período corto de tiempo. Causas como la enfermedad cardíaca requieren atención médica inmediata.

Qué medicamentos pueden causar que se desmaye

Los medicamentos son una causa común de síncope en personas mayores que tienden a tener más comorbilidades y practican la polifarmacia (toman dos o más medicamentos por día). Algunos de los medicamentos más comunes asociados con el síncope incluyen:

Cómo tratar el desmayo

El desmayo es un fenómeno común que generalmente no requiere tratamiento. Si la medicación es la causa de su síncope, consulte a un proveedor de atención médica para ver si reducir su dosis o cambiar la medicación puede prevenir futuros episodios.

Si el estrés es la causa, evite situaciones que lo pongan ansioso. Si la causa es un nivel bajo de azúcar en la sangre y usted tiene diabetes, asegúrese de tomar la insulina y otros medicamentos para la diabetes según lo prescrito (por ejemplo, demasiada insulina puede reducir rápidamente el nivel de azúcar en la sangre y provocar que se desmaye).

A medida que envejece, considere la posibilidad de adquirir el hábito de ponerse de pie y sentarse más despacio, dado su mayor riesgo de desmayarse y caerse.

Algunas personas experimentan síntomas prodrómicos o se sienten débiles y como si estuvieran a punto de desmayarse. En esos casos, acuéstese o siéntese y coloque la cabeza entre las rodillas para dirigir el flujo de sangre al cerebro.

Si observa que alguien se desmaya, evalúe si hay lesiones visibles. Si no hay ninguno, asegúrese de que la persona esté acostada y levante las piernas para dirigir el flujo de sangre al cerebro.

Si un problema cardíaco está en la raíz de su síncope, su proveedor de atención médica creará un plan para controlar su condición. Esto puede incluir terapia con medicamentos (como tomar una estatina, un medicamento antihipertensivo o antiarrítmico) o someterse a una cirugía (como la colocación de un marcapasos).

Complicaciones y factores de riesgo del desmayo

Aunque hasta el 40 % de los desmayos ocurren en personas menores de 25 años, entre el 10 % y el 15 % de las personas mayores de 65 años experimentarán síncope, y alrededor de un tercio de los adultos mayores experimentarán episodios recurrentes y lesiones, lo que hace que la edad avanzada sea el principal factor de riesgo individual de desmayo.

Cualquier condición que disminuya el oxígeno al cerebro, principalmente los trastornos cardíacos y pulmonares, puede ponerlo en riesgo de desmayarse. Éstas incluyen:

Los antecedentes de tabaquismo, la edad avanzada, la obesidad, la diabetes y la presión arterial alta son factores independientes que pueden aumentar la incidencia de enfermedades cardíacas y, por lo tanto, aumentar indirectamente el riesgo de síncope.

Aunque las causas de los desmayos tienden a ser benignas y ocurren principalmente en personas generalmente sanas, conlleva el riesgo de caerse y sufrir lesiones como fracturas óseas, laceraciones y lesiones cerebrales traumáticas.

El riesgo de sufrir un traumatismo craneal, como un hematoma subdural, aumenta con la edad. Los episodios recurrentes pueden impedirle conducir y realizar otras actividades diarias. Consulte a un proveedor de atención médica para descartar afecciones subyacentes graves y recomendar cambios en el estilo de vida que puedan ayudar.

¿Existen pruebas para diagnosticar la causa de los desmayos?

Un episodio de desmayo tiende a ocurrir rápidamente, pero también puede estar asociado con síntomas prodrómicos como sudoración, mareos, aturdimiento, náuseas, debilidad muscular y alteraciones visuales. Algunas preguntas que un proveedor de atención médica puede hacer incluyen:

  • ¿Perdiste el conocimiento?
  • ¿Es la primera vez que experimenta un episodio de síncope? Si no, ¿con qué frecuencia ha ocurrido esto?
  • ¿Está tomando algún medicamento?
  • ¿Experimentó síntomas prodrómicos?
  • Después del evento, ¿pudo recuperarse rápidamente sin síntomas continuos?

No existen criterios establecidos para diagnosticar el desmayo, pero se ha demostrado que una historia clínica completa y un electrocardiograma (ECG o EKG) diagnostican aproximadamente el 50 % de los casos.

Controlar sus signos vitales (como la presión arterial y la saturación de oxígeno), un historial médico detallado y un examen físico enfocado son clave para determinar los factores desencadenantes de su episodio. Los análisis de sangre que analizan los niveles de azúcar y electrolitos en la sangre también pueden ser útiles.

Si tiene un alto riesgo de sufrir un evento cardiovascular, su proveedor de atención médica también puede solicitar un ECG, un ecocardiograma y una tomografía computarizada (TC) de la cabeza para descartar cualquier daño o anomalía en el corazón y el cerebro. Si se ha caído, también se puede ordenar una radiografía para determinar si sufrió una fractura.

Cuándo ver a un proveedor de atención médica

Si se cae, se lesiona o experimenta signos de un ataque cardíaco o un derrame cerebral, como dolor en el pecho, dificultad para respirar, parálisis y dificultad para pronunciar palabras, busque atención médica de emergencia de inmediato.

Si experimenta desmayos por cualquier motivo, consulte con un proveedor de atención médica. Pueden descartar afecciones subyacentes graves y también pueden analizar intervenciones farmacológicas y cambios en el estilo de vida que pueden ayudar a prevenir futuros episodios y posibles lesiones.

Resumen

El desmayo, también conocido como síncope, es una pérdida temporal del conocimiento que ocurre con mayor frecuencia como resultado de una caída repentina de la presión arterial, lo que provoca una falta de oxígeno en el cerebro. Las causas comunes incluyen desencadenantes emocionales, deshidratación, ponerse de pie demasiado rápido y efectos secundarios de medicamentos. Las causas debidas a afecciones cardíacas, como las arritmias, son más preocupantes.

Consulte a un proveedor de atención médica si experimenta un episodio de desmayo. Las pruebas pueden incluir un examen físico, antecedentes médicos, análisis de sangre, pruebas cardíacas e imágenes. El tratamiento dependerá de la causa.

Preguntas frecuentes

  • ¿Qué causa el desmayo?

    Muchas causas de desmayo son benignas y se deben a desencadenantes físicos, emocionales o de estrés. Un cambio repentino de postura puede provocar un desmayo. Las causas más graves incluyen afecciones cardíacas.

  • ¿El estrés puede causar desmayos?

    Los desencadenantes emocionales o de estrés, como ver sangre o recibir una inyección, pueden causar desmayos.

  • ¿Cómo puedo deshacerme del desmayo?

    Consulte a un proveedor de atención médica si tiene un episodio de desmayo para que pueda evaluar su salud y buscar condiciones que puedan provocar un desmayo.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.