clamidia es una infección de transmisión sexual (ITS) causada por la bacteria Chlamydia trachomatis, que se trata con antibióticos. Cuando se usan según las indicaciones, los antibióticos pueden curar la infección y prevenir complicaciones potencialmente graves como la infertilidad. La elección de antibióticos puede variar según su edad y si está embarazada o no.

No existen remedios caseros ni medicamentos de venta libre que puedan tratar las infecciones por clamidia. Prácticas como las duchas vaginales solo pueden empeorar las cosas. Solo los antibióticos correctos en la dosis correcta pueden resolver completamente la infección.

Obtenga más información sobre cómo se trata la clamidia y los medicamentos que su proveedor de atención médica puede recetar si usted o su pareja sexual son diagnosticados con clamidia.

recetas

La clamidia se puede curar fácilmente con antibióticos, un grupo de medicamentos que tratan específicamente las infecciones bacterianas. No todos los antibióticos funcionan para todas las infecciones, y se necesitan los correctos para garantizar que la infección desaparezca por completo.

Aunque los antibióticos detendrán la infección, no repararán ningún daño permanente causado por la enfermedad. Es por eso que necesita recibir tratamiento incluso si los síntomas iniciales desaparecen. La desaparición de los síntomas en personas no tratadas no significa que la infección haya desaparecido.

Por qué se necesita tratamiento temprano

El tratamiento de la clamidia debe iniciarse de inmediato. Los estudios sugieren que el retraso en el tratamiento puede aumentar el riesgo de enfermedad pélvica inflamatoria (EIP), que puede conducir a la infertilidad. El tratamiento temprano también reduce el riesgo de transmitir la infección a otras personas.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el antibiótico doxiciclina es el fármaco de elección para adultos y adolescentes con clamidia. Si no se puede usar doxiciclina, los antibióticos azitromicina o levofloxacina se puede prescribir.

Todos estos antibióticos se toman por vía oral. La dosis recomendada y la duración del tratamiento varían según el tipo de antibiótico.

Recomendación para Adultos y Adolescentes
Régimen Antibiótico Dosis
Recomendado Doxiciclina (oral) 100 miligramos (mg) por vía oral dos veces al día durante siete días
Alternativa Azitromicina (oral) 1 gramo (1000 mg) por vía oral en una sola dosis
Alternativa Levofloxacina (oral) 500 mg por vía oral una vez al día durante siete días

El tratamiento con azitromicina puede parecer más fácil ya que es solo una dosis. Sin embargo, la tasa de fracaso del tratamiento en los hombres es mayor en comparación con la doxiciclina. También puede ser menos eficaz en el tratamiento de la clamidia en el recto, la boca o la garganta.

Si bien la levofloxacina es un tratamiento eficaz, es un fármaco mucho más costoso.

No existen recomendaciones de seguimiento específicas tras la finalización del tratamiento. Sin embargo, si continúa teniendo síntomas, consulte a su proveedor de atención médica.

¿Cuánto tiempo espero antes de tener relaciones sexuales?

Para evitar la propagación de la clamidia a otras personas, absténgase de tener relaciones sexuales durante siete días después de tomar una dosis única de azitromicina. Si le recetaron doxiciclina o levofloxacina, absténgase de tener relaciones sexuales hasta que haya completado el tratamiento de siete días. Los síntomas también deben desaparecer por completo.

Recomendaciones de Embarazo

Si está embarazada, se prescriben diferentes antibióticos. La opción recomendada es azitromicinamientras que la opción alternativa es un antibiótico oral llamado amoxicilina.

Se evita la doxiciclina porque puede afectar el desarrollo óseo del feto y provocar la decoloración de los dientes. La levofloxacina puede ser segura durante el embarazo, pero se excreta en la leche materna y puede causar daño al bebé lactante.

Tanto la azitromicina como la amoxicilina se toman por vía oral.

Recomendaciones de tratamiento para personas embarazadas
Régimen Antibiótico Dosis
Recomendado Azitromicina (oral) 1 gramo (1000 mg) por vía oral en una sola dosis
Alternativa Amoxicilina (oral) 500 mg por vía oral tres veces al día durante siete días

Si bien la amoxicilina es un tratamiento eficaz para las mujeres embarazadas, pertenece a una clase de medicamentos llamados penicilinas a los que el C. trachomatis puede ser resistente (lo que significa que el medicamento no funcionará con la misma eficacia y es posible que falle).

En algunos casos, la resistencia a un medicamento de la clase de penicilina también puede significar resistencia a otros medicamentos de la clase de penicilina, incluida la amoxicilina. Es por ello que la amoxicilina se considera la opción alternativa.

Tratamiento de recién nacidos y bebés

Las infecciones por clamidia en recién nacidos y bebés son mucho menos comunes hoy en día debido a las pruebas de detección de ITS de rutina en personas embarazadas. Si se produce una infección, por lo general ocurre durante el parto cuando el bebé pasa por el canal de parto de la madre.

La clamidia en los recién nacidos se reconoce con mayor frecuencia cuando el niño se desarrolla conjuntivitis («ojo rosado»), típicamente de cinco a 12 días después del nacimiento. Algunos bebés pueden no tener tales síntomas y, en cambio, desarrollar neumonía con fiebre entre las edades de uno y tres meses.

Si se confirma una infección por clamidia, se trataría al bebé con un antibiótico llamado eritromicina. La dosis se calcula en miligramos por kilogramo (mg/kg) del peso corporal del bebé.

En casos de neumonía por clamidia, se puede utilizar azitromicina oral como alternativa.

Recomendaciones de tratamiento para recién nacidos y bebés
Régimen Antibiótico Dosis
Recomendado Eritromicina (oral) 50 mg/kg por día administrados por vía oral en cuatro dosis divididas por igual durante 14 días
Alternativa (solo para neumonía por clamidia) Azitromicina (oral) 20 mg/kg por día administrados por vía oral en una sola dosis durante tres días

La eritromicina, aunque es más segura para los recién nacidos y los bebés, tiene una eficacia de solo alrededor del 80 % para eliminar C. trachomatis. Como resultado, es posible que se necesite una segunda ronda de antibióticos para eliminar completamente la infección.

Tratamiento de niños pequeños y niños

La clamidia en niños pequeños y niños puede ocurrir como resultado de abuso sexual y debe investigarse. Dicho esto, la clamidia transmitida durante el parto a veces puede tardar hasta tres años antes de que se presenten síntomas en la garganta, el recto o los genitales del niño.

Si se confirma la clamidia, se puede usar eritromicina, azitromicina o doxiciclina según la edad y/o el peso del niño.

Recomendaciones de tratamiento para niños
peso y/o edad Antibiótico Dosis
Menos de 45 kg Eritromicina (oral) 50 mg/kg por día administrados por vía oral en cuatro dosis divididas por igual durante 14 días
45 kg y más en niños menores de 8 años Azitromicina (oral) 1 gramo (1000 mg) por vía oral en una sola dosis
8 años y más (Opción 1) Azitromicina (oral) 1 gramo (1000 mg) por vía oral en una sola dosis
8 años y más (Opción 2) Doxiciclina (oral) 100 mg por vía oral dos veces al día durante 7 días

Tratamiento de las parejas sexuales

Cuando recibe tratamiento para la clamidia, es importante que también trate a sus parejas sexuales. Esto incluye a cualquier persona con la que haya tenido relaciones sexuales dentro de los 60 días posteriores a la aparición de los síntomas.

Según la ley estatal, a su pareja se le puede recetar el mismo tratamiento sin tener que someterse a una prueba de clamidia. Esta medida de precaución ayuda a garantizar que no se vuelva a infectar o que otros no se infecten también.

Si tiene clamidia, no comparta sus antibióticos con su pareja. Necesita el curso completo para eliminar completamente la infección, y su pareja también.

Para evitar la reinfección, absténgase de tener relaciones sexuales hasta que todas las parejas sexuales hayan sido tratadas.

Resumen

La clamidia es una infección bacteriana de transmisión sexual que se trata con antibióticos recetados. No hay otros medicamentos disponibles para tratar la clamidia.

La elección del antibiótico y la duración del tratamiento varían según sea usted adulto, adolescente o niño. Hay diferentes recomendaciones de tratamiento durante el embarazo.

Las personas diagnosticadas con clamidia necesitan tratar a sus parejas sexuales no solo para prevenir la reinfección pero para evitar infectar a otros también.

El tratamiento temprano puede reducir el riesgo de complicaciones de la clamidia, incluida la enfermedad pélvica inflamatoria y la infertilidad.

Una palabra de MEDSALUD

Recibir un diagnóstico de clamidia es la oportunidad perfecta para examinarse a sí mismo y ver si hay algo que reduzca su riesgo. Esto incluye practicar sexo más seguro, reducir la cantidad de parejas sexuales y hacerse las pruebas de detección de ITS recomendadas.

Según los CDC, todas las mujeres sexualmente activas menores de 25 años deben hacerse la prueba de clamidia anualmente, así como las mujeres mayores de 25 años que pueden tener un mayor riesgo de exposición. Lo mismo aplica para hombres que tienen sexo con hombres (HSH) y personas sexualmente activas con VIH.

Preguntas frecuentes

    • ¿Cómo se trata la clamidia?

      La clamidia se trata con un curso corto de antibióticos recetados (generalmente doxiciclina), que pueden curar la infección si se toman según lo prescrito. Los antibióticos no previenen futuras infecciones, lo que significa que puede volver a infectarse si tiene relaciones sexuales sin condón.

    • ¿Cuánto dura el tratamiento de la clamidia?

      Depende del tipo de antibióticos que le hayan recetado. Para adultos y adolescentes con clamidia, el curso de tratamiento recomendado es:

      • Doxiciclina: una dosis dos veces al día tomada durante siete días
      • Azitromicina: Una sola dosis
      • Levofloxacina: una dosis diaria que se toma durante siete días

    • ¿Qué sucede si no recibo tratamiento para la clamidia?

      Dejar que una infección por clamidia no se trate puede provocar complicaciones graves. Estos incluyen la enfermedad inflamatoria pélvica (EPI) y la epididimitis aguda (ambos pueden conducir a la infertilidad).

      En algunas personas, la clamidia no tratada puede provocar artritis reactiva o causar complicaciones en el embarazo, como un embarazo ectópico.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.