El tratamiento para el carcinoma de células renales puede variar según el tamaño de su tumor, su salud general, qué tan avanzado está su cáncer y otros factores. Algunas de las opciones incluyen cirugía, radioterapia y quimioterapia.

Cirugías y Otros Procedimientos

Hay diferentes tipos de procedimientos disponibles para tratar el carcinoma de células renales y se realizan de diferentes maneras.

Cirugía

La cirugía es el método estándar de oro para tratar la mayoría de los cánceres de riñón.

Algunos cirujanos usan enfoques laparoscópicos y robóticos, que requieren incisiones más pequeñas y generalmente dan como resultado un período de recuperación más corto.

Los posibles riesgos de la cirugía incluyen:

  • Sangrado
  • Infección
  • coágulos de sangre
  • Daño a órganos y vasos sanguíneos.
  • Aire no deseado en la cavidad torácica
  • Hernias
  • Pérdida de orina en el abdomen
  • Insuficiencia renal

Los dos tipos principales de cirugías para el cáncer de riñón son:

  • nefrectomía parcial: Con una nefrectomía parcial, los cirujanos extirpan el cáncer junto con parte del tejido renal circundante. Este procedimiento ayuda a preservar la función renal y reduce las posibilidades de desarrollar una enfermedad renal en el futuro. Es una opción para tumores más pequeños.
  • Nefrectomía radical: Una nefrectomía radical por lo general implica la extirpación de todo el riñón, los ganglios linfáticos cercanos, la glándula suprarrenal y el tejido adiposo alrededor del riñón. Todavía puede vivir con un riñón en funcionamiento. Este procedimiento suele ser una opción para tratar tumores grandes cuando no queda mucho tejido sano. Si el tumor crece dentro de la vena renal y afecta el corazón, es posible que deba someterse a ciertos procedimientos cardíacos para que los cirujanos puedan extirparlo de manera segura.

Otros Procedimientos

Si la cirugía no es una opción para el carcinoma de células renales, los proveedores de atención médica pueden recomendar:

  • Crioterapia (crioablación): Con esta técnica, se inserta una aguja en el tumor y se pasan gases extremadamente fríos a través de ella para destruir el tumor. Los posibles riesgos incluyen daño a los riñones u otros órganos, así como sangrado.
  • Ablación por radiofrecuencia (RFA): RFA utiliza ondas de radio de alta energía para calentar y matar tumores. La RFA generalmente se realiza como un procedimiento ambulatorio. Los efectos secundarios son raros, pero al igual que con la crioterapia, incluyen sangrado y daño a los órganos.
  • Embolización arterial: Con este procedimiento, se hace una pequeña incisión y se inserta un catéter en el vaso sanguíneo principal que fluye hacia el riñón. Se inyectan trozos de una esponja especial para bloquear el flujo de sangre al riñón y evitar que las células cancerosas reciban las sustancias que necesitan para crecer.

Radioterapia

La radioterapia utiliza rayos X de alta energía u otras partículas para destruir las células cancerosas. Rara vez se usa como tratamiento primario para el cáncer de riñón, pero a veces se recomienda si un paciente no puede someterse a una cirugía y el cáncer se ha propagado.

La radiación también se puede utilizar como tratamiento paliativo para ayudar a aliviar los síntomas, como el dolor de huesos. Los efectos secundarios de la radiación pueden incluir irritación de la piel, náuseas, diarrea o cansancio.

Vigilancia activa del carcinoma de células renales

A veces, los proveedores de atención médica sugerirán un plan llamado vigilancia activa para el cáncer de riñón. Esto significa que observarán de cerca el tumor y realizarán pruebas de diagnóstico periódicas. No recibirá ningún tratamiento a menos que el cáncer progrese hasta el punto en que necesite tratamiento. La vigilancia activa puede ser una opción para las personas con cáncer de riñón que son mayores, tienen tumores más pequeños o tienen otra afección médica grave.

recetas

Hay varios tipos de terapias médicas que se usan para tratar el carcinoma de células renales. Estos pueden administrarse uno a la vez o combinados entre sí. También se pueden usar junto con una cirugía u otro procedimiento.

Tratamientos Dirigidos

Las terapias dirigidas se enfocan en ciertas anormalidades en las células cancerosas.

La mayoría de los tratamientos dirigidos que se usan para el cáncer de riñón funcionan bloqueando el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos que alimentan el cáncer o las proteínas en las células cancerosas. Algunos tratamientos dirigidos hacen ambas cosas. Se pueden administrar en forma de píldora o por vía intravenosa.

Los efectos secundarios de las terapias dirigidas dependen del fármaco utilizado, pero pueden incluir diarrea, fatiga, náuseas, vómitos y otros.

El carcinoma de células renales tiene diferentes subtipos, siendo el de células claras el más común.

Algunos medicamentos dirigidos que se usan para el subtipo de células claras de cáncer de células renales incluyen:

  • Cabometyx (cabozantinib)
  • Lenvima (lenvatinib)
  • Avastin (bevacizumab)
  • Inlyta (axitinib)
  • Fotivda (tivozanib)
  • Bienestar (belzutifan)
  • Torisel (temsirolimus)
  • Afinitor (everolimus)
  • Sutent (sunitinib)
  • Nexavar (sorafenib)

Las opciones de tratamiento inicial para el subtipo de células claras de carcinoma de células renales son combinaciones de agentes dirigidos e inmunoterapia, que incluyen:

  • Nivolumab más ipilimumab
  • Pembrolizumab más axitinib
  • Nivolumab más cabozantinib

inmunoterapia

La inmunoterapia utiliza el propio sistema inmunitario de su cuerpo para combatir el cáncer. Estos medicamentos generalmente se administran en forma de inyección o infusión.

Los efectos secundarios dependerán del tipo de inmunoterapia, pero algunas reacciones comunes a estos medicamentos incluyen síntomas similares a los de la gripe, problemas de la piel, diarrea y cambios de peso. Ciertas inmunoterapias pueden causar efectos secundarios más graves.

Los dos tipos de inmunoterapias que se usan para el cáncer de riñón son:

  • Inhibidores de puntos de control: Estos medicamentos funcionan al dirigirse a las proteínas de los puntos de control, lo que ayuda al sistema inmunitario a combatir las células cancerosas. Algunos inhibidores de puntos de control incluyen Keytruda (pembrolizumab), Opdivo (nivolumab), Bavencio (avelumab) y Yervoy (ipilimumab).
  • citoquinas: Estos medicamentos se utilizan en un pequeño número de personas con cáncer de riñón. Actúan potenciando la respuesta del sistema inmunitario del organismo. Los ejemplos de citocinas incluyen Proleukin (interleucina-2 o IL-2) e interferón-alfa.

Quimioterapia

La quimioterapia implica el uso de medicamentos para matar las células cancerosas en el cuerpo.

Por lo general, las células de cáncer de riñón no responden bien a la quimioterapia, razón por la cual a menudo no es un tratamiento estándar. Por lo general, es una opción después de que ya se han probado los tratamientos dirigidos y los medicamentos de inmunoterapia.

Sin embargo, se ha descubierto que algunos tipos de quimioterapia, como Platinol (cisplatino), Fluoroplex (5-fluorouracilo o 5-FU) y Gemzar (gemcitabina), ayudan a una pequeña cantidad de pacientes con cáncer de riñón.

Ensayos clínicos para el carcinoma de células renales

Algunas personas con cáncer de riñón pueden ser elegibles para participar en un ensayo clínico. Estos estudios de investigación podrían brindarle la oportunidad de recibir un nuevo tratamiento que aún no está disponible para el público en general. Su oncólogo (médico especializado en el cuidado del cáncer) u otro proveedor de atención médica puede brindarle más información sobre los ensayos clínicos y ayudarlo a decidir si es una buena opción.

Medicina Complementaria y Alternativa

No existen métodos alternativos que hayan demostrado curar el cáncer de riñón, pero algunos enfoques pueden ayudar a aliviar los efectos secundarios del tratamiento o el cáncer en sí.

Las terapias comunes de medicina complementaria y alternativa (CAM) pueden incluir:

  • Masaje
  • Meditación
  • Yoga
  • Ejercicio
  • Terapia musical
  • Acupuntura
  • Terapia artística

Además, los pacientes con cáncer de riñón avanzado pueden beneficiarse de los cuidados paliativos, un enfoque que utiliza diferentes estrategias para aliviar el dolor y hacerlo sentir más cómodo. Hable con su oncólogo u otro proveedor de atención médica si está interesado en obtener más información sobre estos tratamientos.

Remedios caseros y estilo de vida

Si bien no existe un plan de dieta o estilo de vida específico para las personas que viven con cáncer de riñón, cuidarse puede ayudarlo a sentirse mejor.

Estos son algunos consejos generales:

  • Come muchas frutas y verduras: Trate de incluir estos alimentos en cada comida.
  • Ejercicio: Trate de hacer al menos 30 minutos todos los días.
  • Evite el alcohol: Si decide beber, hágalo con moderación.
  • no fumes: Mantenerse alejado del tabaco reducirá su riesgo de tener una recurrencia del cáncer.
  • Mantenga sus citas médicas: Manténgase actualizado sobre todos sus exámenes de salud.

Resumen

El carcinoma de células renales se puede tratar con una variedad de métodos, que incluyen cirugía, radiación, quimioterapia, inmunoterapia y otras opciones de medicamentos dirigidos. La opción de tratamiento que elija dependerá de varios factores, incluido su estado general de salud, qué tan avanzada esté su enfermedad y el tamaño de su tumor. Adoptar nuevos hábitos y hacer ciertos cambios en el estilo de vida también puede ayudar a aliviar el dolor, mejorar los síntomas y hacer que se sienta mejor.

Una palabra de MEDSALUD

Un diagnóstico de cáncer puede ser aterrador. Trabajar con un proveedor de atención médica para comprender todas sus opciones de tratamiento puede ayudar. También es beneficioso rodearse de una red de apoyo a lo largo de su viaje. Es posible que desee considerar unirse a un grupo de apoyo en línea o en persona para conectarse con personas que también han sido diagnosticadas con carcinoma de células renales.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.