La esquizofrenia infantil, también llamada esquizofrenia de inicio en la niñez (COS) o esquizofrenia de inicio muy temprano, es un trastorno de salud mental grave que se diagnostica en niños menores de 13 años. Es muy raro y afecta a menos del 0,04 % de los niños.

La esquizofrenia de inicio en la niñez se caracteriza por pensamientos distorsionados, percepciones alteradas, comportamiento inusual y uso inusual del lenguaje y las palabras. Puede afectar gravemente el desarrollo de un niño y su capacidad para funcionar a diario.

La esquizofrenia infantil es un trastorno difícil de diagnosticar, en parte porque no se comprende bien. El diagnóstico requiere la exclusión de otras condiciones médicas o de salud mental que puedan tener síntomas similares.

¿Cuándo suele desarrollarse la esquizofrenia?

Los síntomas de la esquizofrenia generalmente comienzan en la edad adulta temprana, entre la adolescencia tardía y los 30 años. Los síntomas tienden a aparecer un poco antes en los hombres que en las mujeres. Cuando la afección se diagnostica antes de los 18 años pero después de los 13, se denomina esquizofrenia de inicio temprano (EOS). EOS es raro, con una prevalencia estimada de 0,23%.

Proyecciones profesionales

La esquizofrenia típicamente se desarrolla lentamente. Los primeros signos de advertencia suelen comenzar antes del primer episodio grave (cuando se experimentan por primera vez alucinaciones y delirios, llamados síntomas positivos).

Si el médico de su hijo cree que su hijo puede tener esquizofrenia, lo enviará a un proveedor de salud mental, quien realizará una evaluación psiquiátrica y otras pruebas.

Evaluación de salud mental

Durante una evaluación, un profesional de la salud mental observará la apariencia y el comportamiento de su hijo. También le preguntarán a su hijo sobre sus pensamientos, sentimientos y comportamientos, y obtendrán su opinión sobre lo que ha observado. También discutirá el historial médico de su familia, particularmente cualquier condición de salud mental.

Un profesional de salud mental evaluará la capacidad de su hijo para pensar y funcionar a un nivel apropiado para su edad, así como su estado de ánimo, nivel de ansiedad y posibles síntomas psicóticos.

Los criterios de diagnóstico que se utilizan para diagnosticar la esquizofrenia infantil son similares a los que se utilizan para diagnosticar esquizofrenia en adultos.

De acuerdo con el DSM-5, un diagnóstico de esquizofrenia requiere que se presenten dos o más de los siguientes síntomas durante una parte significativa del tiempo durante un período de seis meses.

Los criterios del DSM-5 establecen que al menos uno de los síntomas debe ser delirio, alucinación o habla desorganizada.

Otros criterios para el diagnóstico de esquizofrenia en el DSM-5 incluyen:

  • Problemas significativos y fracaso para alcanzar los niveles esperados de funcionamiento interpersonal, académico u ocupacional
  • Los síntomas no son causados ​​por los efectos del uso de sustancias, medicamentos o una condición médica.

Descartar otras condiciones

El DSM-5 también requiere que un profesional de la salud mental descarte el trastorno esquizoafectivo y el trastorno depresivo o bipolar con características psicóticas antes de realizar un diagnóstico de esquizofrenia.

Si hay antecedentes de trastorno del espectro autista (TEA) o un trastorno de la comunicación de inicio en la infancia, la esquizofrenia se puede diagnosticar solo si hay delirios o alucinaciones prominentes además de los otros síntomas requeridos de la esquizofrenia. Estos síntomas deben haber estado presentes durante al menos un mes (o menos si los síntomas se tratan con éxito).

Esquizofrenia de inicio en la niñez versus de inicio en la edad adulta

Las personas que desarrollan esquizofrenia a una edad temprana pueden tener más probabilidades de experimentar ciertos síntomas en comparación con las personas que la desarrollan más tarde en la vida.

Los niños también pueden ser menos propensos a experimentar delirios paranoides (la creencia de que los demás quieren hacerte daño) que las personas que desarrollan esquizofrenia a una edad mayor.

Laboratorios y Pruebas

Un diagnóstico de esquizofrenia infantil requiere la exclusión de otras condiciones. Ciertas pruebas se pueden realizar para ayudar a hacer el diagnóstico correcto.

Examen físico

Un examen físico ayuda a los médicos a descartar condiciones médicas que podrían explicar los síntomas de un niño. También les permite evaluar al niño por cualquier complicación de salud.

Estudios de imagen

Se ha encontrado que las diferencias en la estructura del cerebro y el sistema nervioso central están asociadas con la esquizofrenia. Se pueden realizar estudios de imágenes para buscar estos cambios y descartar otras afecciones neurológicas.

Diagnóstico diferencial

Un diagnóstico diferencial es un factor crucial al diagnosticar la esquizofrenia infantil. La presencia de síntomas que son similares a los observados en otras condiciones de salud mental, la presencia de condiciones comórbidas (donde un niño tiene más de una condición) y la edad temprana en la que los niños experimentan síntomas similares a los psicóticos pueden dificultar la diagnosticar con precisión la esquizofrenia infantil.

Se han encontrado altas tasas de comorbilidad en niños con esquizofrenia, específicamente, trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y trastornos afectivos.

Tres trastornos se superponen y pueden ser difíciles de distinguir de la esquizofrenia infantil:

  • Trastornos del estado de ánimo con rasgos psicóticos: Estas condiciones pueden presentarse con síntomas psicóticos, que pueden ser mal diagnosticados como esquizofrenia infantil. El DSM-5 requiere específicamente que se realice un diagnóstico de esquizofrenia infantil solo cuando se hayan descartado el trastorno esquizoafectivo y el trastorno depresivo o bipolar con características psicóticas.
  • Trastorno del espectro autista (TEA): Los síntomas como el habla anormal y el afecto plano (no expresar emociones, particularmente la falta de expresión facial) que se observan en los TEA pueden diagnosticarse erróneamente como síntomas negativos de la esquizofrenia. Si un niño tiene TEA o un trastorno de la comunicación de inicio en la niñez, el DSM-5 requiere la presencia de delirios o alucinaciones prominentes además de los otros síntomas requeridos, que duran al menos un mes, antes de que se haga un diagnóstico de esquizofrenia.
  • Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH): Los síntomas atencionales y conductuales del TDAH pueden ser mal diagnosticados como esquizofrenia infantil.

También hay otras condiciones de salud mental más comunes que pueden ser mal diagnosticadas como esquizofrenia infantil:

Ciertas condiciones médicas también pueden ser mal diagnosticadas como esquizofrenia infantil:.

  • Trastorno convulsivo
  • Encefalitis por anti-receptor de NMDA (N-metil D-aspartato)
  • Encefalitis por herpes simple (HSE)
  • Enfermedades de depósito lisosomal
  • Trastornos neurodegenerativos
  • Tumores del sistema nervioso central (SNC)
  • Trastorno orgánico progresivo del SNC (p. ej., panencefalitis esclerosante)
  • Desordenes metabólicos
  • Trastornos cromosómicos (síndrome de deleción 22q11)

Comportamientos en niños sanos

Algunos de los síntomas de la esquizofrenia infantil aparecen en niños sanos. Por ejemplo, tener una imaginación vívida y fantasías son partes típicas de la infancia.

Sin embargo, pueden malinterpretarse como alucinaciones y tomarse como un síntoma de esquizofrenia. De manera similar, los niños que tienen habilidades lingüísticas deficientes o subdesarrolladas pueden ser percibidos con patrones de pensamiento y habla desorganizados que se observan en la esquizofrenia.

Pruebas propias/en casa

La única forma de obtener una evaluación y un diagnóstico precisos de la esquizofrenia infantil es ser evaluado por un proveedor de salud mental capacitado. Sin embargo, los padres y cuidadores deben conocer las primeras señales de advertencia para asegurarse de buscar atención lo antes posible.

Los niños a menudo desarrollan cambios en el comportamiento antes del inicio de la esquizofrenia. Estos cambios en el comportamiento normalmente se notan cuando los niños comienzan la escuela a los 5 o 6 años. Sin embargo, muchas familias informan que el comportamiento disruptivo comenzó antes de que su hijo comenzara la escuela.

Estos cambios pueden manifestarse en una variedad de formas diferentes, que incluyen:

  • Introversión
  • Soledad
  • Depresión
  • Agresión
  • Ideación suicida
  • Comportamiento extraño

Las dificultades de comportamiento pueden hacer que los niños tengan dificultades en la escuela, uno de los problemas más comunes que se informan en las personas diagnosticadas con esquizofrenia a una edad temprana.

Las señales de advertencia pueden comenzar cuando el niño es muy pequeño. Las personas diagnosticadas con esquizofrenia en la infancia tienen más dificultades de desarrollo que las personas diagnosticadas más adelante en la vida.

Las señales de advertencia muy tempranas del desarrollo incluyen:

  • Desarrollo motor retrasado (p. ej., no caminar hasta tener más de 18 meses)
  • Retraso en el desarrollo del habla y/o del lenguaje (p. ej., no pronunciar frases significativas de dos o tres palabras hasta los 36 meses de edad)
  • Deterioro del desarrollo social a una edad temprana. (por ejemplo, no usar gestos para comunicarse o no regular las expresiones faciales)

Una palabra de MEDSALUD

La esquizofrenia infantil es rara. La mayoría de los cambios de comportamiento o señales de alerta temprana asociadas con la afección tendrán otras causas más comunes. Sin embargo, si le preocupa cualquier comportamiento o cambio que muestre su hijo, es importante que hable con su médico.

Su hijo puede ser derivado a un proveedor de salud mental para una evaluación cuidadosa y pruebas que descartarán otras causas de sus síntomas. Si se realiza un diagnóstico de esquizofrenia, podrá asegurarse de que reciban el tratamiento que mejor se adapte a ellos.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.