Si tiene síntomas que podrían indicar el síndrome del intestino irritable (SII), lo primero que debe hacer es trabajar para obtener un diagnóstico preciso. Eso puede llevar tiempo, varias visitas al proveedor de atención médica y muchas pruebas.

Muchas condiciones diferentes causan síntomas similares al SII, incluidos calambres abdominales, hinchazón, gases, diarrea, estreñimiento o una combinación de los dos. El tratamiento adecuado requiere un proceso de diagnóstico completo.

Este artículo analiza cómo saber si tiene SII, el proceso de diagnóstico y los tratamientos para el SII.

Las cosas que podrían ayudarlo a concentrarse en un diagnóstico incluyen:

El SII es un trastorno funcional del colon (intestino grueso) que causa dolor abdominal tipo cólico, distensión abdominal, estreñimiento y/o diarrea. El SII no es un episodio ocasional de diarrea que se resuelve por sí solo. Más bien, el SII es una afección crónica con síntomas que no se resuelven por sí solos o que empeoran con estímulos o «desencadenantes» particulares.

El SII no es colitis ulcerosa ni enfermedad de Crohn. IBS no aumentará su riesgo de cáncer de colon ni causará sangre en las heces. El SII se conoce como un trastorno gastrointestinal funcional porque no se puede encontrar una causa estructural o bioquímica que explique los síntomas: el colon no muestra evidencia de enfermedad, como úlceras o inflamación.

Otras condiciones que pueden confundirse con el SII incluyen la intolerancia a la lactosa, la enfermedad celíaca y la diverticulitis.

Registros de alimentos y síntomas

Comience por llevar un registro de sus síntomas digestivos y un diario de alimentos. Los registros son más efectivos que la memoria para ayudar a describir los síntomas a un proveedor de atención médica. También pueden ayudarlo a detectar patrones. Muchas aplicaciones para teléfonos inteligentes pueden ayudarlo a rastrear los alimentos y los síntomas.

A continuación, lleve sus registros a su proveedor de atención médica habitual. Es posible que puedan diagnosticarlo o que lo deriven a un especialista del sistema digestivo, un gastroenterólogo.

Obtener un diagnóstico

Un gastroenterólogo tomará un historial cuidadoso de cualquier síntoma del SII y realizará algunas pruebas. Durante el proceso de diagnóstico, es probable que tengan en cuenta los Criterios de Roma y posiblemente las pautas del Colegio Americano de Gastroenterología (ACG).

  • Criterios de Roma: Los criterios de Roma describe los síntomas y aplica parámetros como la frecuencia y la duración de los síntomas para diagnosticar el SII. Estos se actualizan con regularidad y reflejan las ideas más recientes sobre los síntomas del SII.
  • Directrices del ACG: Publicadas en 2021, estas pautas sugieren una nueva forma de diagnosticar el SII que elimina un «diagnóstico de exclusión» a favor de un «diagnóstico positivo», diciendo que puede ahorrar tiempo y hacer que comience el tratamiento más rápido.

¿Qué es un diagnóstico de exclusión?

Un diagnóstico de exclusión es un proceso mediante el cual los proveedores de atención médica descartan otras posibles causas de los síntomas antes de realizar un diagnóstico. Es lo opuesto a un diagnóstico positivo, que implica buscar indicadores de una condición en lugar de lo que no es.

El proceso de diagnóstico de exclusión del SII normalmente implica una lista de pruebas de diagnóstico para descartar otros posibles trastornos digestivos, infecciones, sobrecrecimiento bacteriano o colitis. Las pruebas incluyen:

  • Examen rectal: Durante un examen rectal, el proveedor de atención médica inserta un dedo enguantado y lubricado en el recto para palpar áreas anormales y detectar sangrado.
  • cultivo de heces: Se analiza una muestra de heces para detectar infecciones bacterianas, parásitos u otras posibles causas de diarrea.
  • sigmoidoscopia: Se inserta un tubo de visualización flexible llamado sigmoidoscopio a través del recto para examinar el tercio inferior del intestino grueso, que incluye el recto y el colon sigmoide.
  • colonoscopia: Se inserta un colonoscopio, que es un tubo flexible con lentes, una cámara diminuta y una luz en el extremo, a través del recto para examinar el interior del colon más allá de las áreas que puede alcanzar una sigmoidoscopia.

Las recomendaciones para un diagnóstico positivo incluyen:

  • Mirando su historial médico familiar y personal
  • Un examen físico para verificar otras causas
  • Evaluación de los síntomas para ver si son compatibles con SII (dolor abdominal y hábitos intestinales alterados durante seis meses o más, sin características de «alarma» de otras afecciones)
  • Pruebas de diagnóstico mínimas, que varían según los síntomas.

Tratamiento inicial

Si le diagnostican SII, es hora de idear un plan de tratamiento. Eso puede incluir cambios en la dieta y el estilo de vida, medicamentos y terapias complementarias.

Cambios dietéticos

Los cambios en la dieta son importantes porque la mayoría de los pacientes con SII tienen su propio conjunto específico de alimentos desencadenantes. Algunos de los desencadenantes más comunes incluyen:

  • Alcohol
  • Edulcorantes artificiales
  • Grasa artificial (olestra)
  • Bebidas con gas
  • Leche de coco
  • Café
  • Lácteos
  • Yemas de huevo
  • Comida frita
  • Aceites
  • Piel de ave y carne oscura
  • carne roja
  • Acortamiento
  • chocolate sólido

Un plan de alimentación que está llamando mucho la atención de las personas con SII es la dieta baja en FODMAP, lo que limita un grupo de azúcares que son difíciles de digerir para el cuerpo. Las pautas de ACG recomiendan una prueba limitada de esta dieta.

Sin embargo, las pautas de ACG recomiendan no realizar pruebas de alergia alimentaria y sensibilidad alimentaria en todos los pacientes con SII, a menos que los síntomas sean reproducibles y preocupantes para la alergia alimentaria.

Cambios en el estilo de vida

El estrés no causa el SII, pero puede empeorar los síntomas del SII. Eliminar situaciones estresantes y aprender a controlar el estrés cuando ocurre puede ayudarlo a aliviar los síntomas y sentirse mejor.

Su proveedor de atención médica también puede recomendar:

  • Perder peso
  • dejar de fumar
  • Hacer ejercicio regularmente

medicamentos

Se pueden usar varios medicamentos para tratar los síntomas del SII. Los medicamentos para el SII tienen diferentes mecanismos de acción, pero ninguno de ellos es una cura, y es posible que deba probar varios antes de encontrar uno que alivie los síntomas. Algunos de los medicamentos recomendados por ACG incluyen:

  • Amitiza (lubiprostona)
  • Linzess (linaclotida)
  • Trulance (plecántide)
  • Zelnorm (tegaserod)
  • Xifaxina (rifaximina)
  • Antidepresivos tricíclicos
  • Agonistas/antagonistas opioides mixtos

Terapia Complementaria

Las terapias complementarias pueden incluir cualquier cosa, desde suplementos hasta grupos de apoyo. Algunos suplementos que pueden tener un efecto sobre el SII incluyen:

Las pautas de ACG recomiendan fibra soluble y aceite de menta mientras recomiendan contra acidophilus y otros probióticos.

Otras terapias complementarias que han demostrado cierta eficacia para el SII incluyen:

  • Hipnosis
  • Terapia cognitivo-conductual (se recomienda ACG)
  • biorretroalimentación

Si bien estos tratamientos no abordan los problemas fisiológicos, pueden ayudarlo a lidiar con el estrés de tener una enfermedad crónica y establecer buenos hábitos para controlarla.

Una palabra de MEDSALUD

El SII es una afección complicada y, en algunos casos, puede llevar tiempo obtener un diagnóstico adecuado. Sin embargo, una vez que se establece el diagnóstico, tiene muchas opciones para controlar los síntomas. No todos los tratamientos funcionan para todas las personas, así que espere un poco de prueba y error mientras explora las diferentes opciones.

Preguntas frecuentes

  • ¿Cuáles son los síntomas del SII?

    Los síntomas del SII incluyen calambres abdominales, distensión abdominal, diarrea, estreñimiento, exceso de gases y mucosidad en las heces.

  • ¿Se puede autodiagnosticar el SII?

    No, el SII es un diagnóstico de exclusión. Eso significa que su médico debe descartar otras posibles causas de sus síntomas antes de determinar que se trata de SII. El autodiagnóstico puede conducir a un retraso en el tratamiento o al medicamento equivocado.

  • ¿Cuáles son los tres tipos de SII?

    Hay tres tipos principales de SII. IBS con estreñimiento (IBS-C), IBS con diarrea (IBS-D) y IBS mixto con alternancia de estreñimiento y diarrea (IBS-M).

  • ¿Qué alimentos desencadenan el SII?

    Los alimentos comunes que pueden desencadenar los síntomas del SII incluyen el alcohol, los edulcorantes artificiales, las grasas artificiales, las bebidas carbonatadas, el café, los lácteos, los alimentos fritos, los aceites, los cortes grasos de carne y el chocolate.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.