Los calambres por calor son una de varias enfermedades relacionadas con el calor que pueden desarrollarse durante el ejercicio intenso o simplemente por la exposición prolongada a temperaturas muy altas. Los calambres musculares, los espasmos y el dolor pueden variar de leves a intensos.

Este artículo explorará medidas para ayudar a aliviar y prevenir los calambres musculares por esfuerzo excesivo.

Calor, calambres musculares y deshidratación: ¿cuál es el vínculo?

Los calambres por calor tienden a desarrollarse debido a la deshidratación y la pérdida de electrolitos. Los síntomas incluyen calambres musculares, espasmos y/o dolor en el abdomen, los brazos o las piernas, que van de leves a graves. Los electrolitos como el sodio, el calcio y el magnesio desempeñan un papel importante en el correcto funcionamiento de los músculos del cuerpo, incluido el corazón.

La función principal de la sudoración es regular la temperatura del cuerpo. El sudor se compone principalmente de agua y electrolitos, especialmente sodio. La sudoración excesiva, ya sea debido a la actividad y el esfuerzo físico o a un ambiente caluroso, puede provocar desequilibrios electrolíticos, provocando calambres musculares, espasmos y muchos otros síntomas.

Causas y actividad relacionada

Los calambres por calor afectan con mayor frecuencia a personas que sudan excesivamente durante una actividad extenuante o que están expuestas a temperaturas altas durante períodos prolongados. La necesidad de enfriar el cuerpo y sus órganos vitales provoca la producción de sudor, que en exceso provoca deshidratación y agotamiento de electrolitos.

Factores de riesgo para calambres severos

Algunos factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar calambres por calor incluyen, entre otros:

  • Edad: Los niños y adultos de 65 años o más corren el mayor riesgo.
  • Condiciones médicas preexistentes: las enfermedades cardíacas, la diabetes mellitus y la obesidad son sólo algunas de las condiciones que pueden aumentar el riesgo de sufrir calambres graves.
  • Los medicamentos como las pastillas para la presión arterial, los diuréticos (pastillas para eliminar el agua) y los antidepresivos pueden afectar el equilibrio electrolítico y el estado de hidratación.
  • Sudoración excesiva.
  • Dieta baja en sodio.
  • Consumo de alcohol.

Autocuidado y alivio de los calambres por calor

Si han comenzado los calambres por calor, detenga inmediatamente cualquier actividad y trate de encontrar un ambiente fresco. Además, beber líquidos ayudará a reponer los líquidos perdidos por la sudoración excesiva. Mantenerse hidratado y beber líquidos con regularidad durante una actividad extenuante o mientras se permanece en un ambiente caluroso puede ayudar a prevenir los calambres por calor. Algunos ejemplos de bebidas que aumentan los electrolitos incluyen:

  • Agua de coco
  • Leche
  • Pedialyte
  • Gatorade

Aplicar presión suavemente y masajear los músculos afectados también puede ayudar a reducir el dolor y los espasmos.

Incluso si los síntomas desaparecen, no vuelva a realizar actividades extenuantes demasiado rápido porque el esfuerzo adicional puede provocar progresivamente un golpe de calor o agotamiento por calor.

Golpe de calor versus agotamiento por calor

La insolación y el agotamiento por calor son dos enfermedades graves relacionadas con el calor. El golpe de calor ocurre cuando el cuerpo pierde la capacidad de regular la temperatura, lo que genera temperaturas peligrosamente altas. El agotamiento por calor es la respuesta del cuerpo a la pérdida excesiva de líquidos y electrolitos.

Momento de los síntomas de los calambres por calor

El momento y la duración de los calambres por calor pueden determinar si es necesaria atención médica.

Durante o después de la actividad

La mayoría de los calambres por calor se desarrollarán durante la actividad porque cuanto más esfuerzo y sudoración se produce, más electrolitos pierde un individuo y más se deshidrata. Los síntomas también pueden aparecer minutos u horas después de que haya cesado la actividad.

Duración

La mayoría de los calambres musculares relacionados con el calor se resolverán con descanso e hidratación en un plazo de 30 a 60 minutos. Si los calambres o espasmos musculares no desaparecen dentro de una hora después de su aparición, busque atención médica profesional. Si alguien con enfermedades cardíacas o que sigue una dieta baja en sodio desarrolla calambres por calor, independientemente de su duración, es necesaria ayuda médica para garantizar que no se produzcan más complicaciones.

Cómo prevenir los calambres por calor

Los siguientes son consejos para prevenir los calambres por calor:

  • Beba muchos líquidos antes y durante una actividad extenuante. Evite el alcohol y las bebidas con cafeína.
  • Evite hacer ejercicio o exponerse al calor extremo durante las horas pico de luz solar, de 10 a. m. a 4 p. m.
  • Evite la ropa ajustada y de colores oscuros.

Resumen

Los calambres por calor se encuentran entre las enfermedades más leves relacionadas con el calor y se presentan como espasmos musculares, calambres o dolor en los brazos, piernas y/o abdomen. Aunque la mayoría de los calambres por calor se resuelven con descanso y mayor hidratación, si no se tratan, pueden persistir y progresar hasta convertirse en agotamiento por calor o insolación. Mantenerse hidratado, tomar descansos frecuentes durante la actividad y comer una comida bien equilibrada antes del esfuerzo puede ayudar a prevenir los calambres por calor.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.