Un estómago apretado puede resultar incómodo, con calambres o sensaciones de opresión, pero no demasiado doloroso. Un estómago apretado no es en sí mismo una enfermedad, sino típicamente un síntoma de una afección subyacente que puede variar desde leve hasta potencialmente grave.

Este artículo analiza las posibles causas más comunes de opresión estomacal, cómo encontrar alivio y cuándo buscar atención médica.

Síntomas de emergencia

El dolor abdominal intenso y continuo o el dolor abdominal acompañado de vómitos continuos pueden indicar una afección grave o potencialmente mortal. Si experimenta estos síntomas, llame al 911 o busque atención de emergencia de inmediato.

¿Cómo se siente un estómago apretado?

Un estómago apretado puede sentirse como calambres o presión en el abdomen. También es posible que te sientas hinchado o con el estómago lleno. La sensación de opresión en el estómago puede aparecer y desaparecer y, en algunos casos, la opresión desaparecerá por sí sola.

Existen numerosas causas potenciales de sensación de estómago apretado, algunas de las cuales se deben a condiciones subyacentes. Algunas de las causas más comunes de dolor de estómago incluyen:

Gas

Los síntomas de los gases incluyen eructos, hinchazón y expulsión de gases. Pueden producirse gases si traga demasiado aire al comer o beber o cuando las bacterias del intestino grueso descomponen los carbohidratos no digeridos.

Si bien tener gases es normal, ciertas afecciones, como el síndrome del intestino irritable (SII), el crecimiento excesivo de bacterias en el intestino delgado (SIBO) y la intolerancia alimentaria, pueden provocar que tenga más gases o más síntomas de lo habitual.

Constipación

El estreñimiento ocurre cuando las contracciones musculares que empujan las heces a través del colon hasta el recto se ralentizan, lo que hace que el colon absorba demasiada agua. Los síntomas del estreñimiento incluyen tener menos de tres deposiciones por semana o heces duras, secas o difíciles de evacuar.

Algunas de las causas más comunes de estreñimiento incluyen no comer suficiente fibra o beber suficientes líquidos, falta de ejercicio, ciertos medicamentos, síndrome del intestino irritable y otras afecciones que afectan
cómo funciona el sistema digestivo.

Ansiedad

El sistema digestivo comparte muchas conexiones nerviosas con el cerebro, conocidas como «conexión cerebro-intestino». Las hormonas y los productos químicos del estrés pueden afectar los nervios del sistema digestivo e interferir con la digestión, provocando problemas como indigestión y calambres.

El estrés y la ansiedad también pueden causar sensación de malestar estomacal al alterar el equilibrio de las bacterias en el intestino o hacer que usted coma alimentos poco saludables o coma en exceso.

Si su estrés es temporal, la opresión estomacal y otros síntomas digestivos deberían desaparecer una vez que lo haga. La ansiedad crónica puede provocar síntomas digestivos crónicos.

síndrome premenstrual

El síndrome premenstrual (SPM) ocurre cuando los cambios hormonales durante el ciclo menstrual causan síntomas físicos y mentales en los días previos al inicio de su período. Estos cambios físicos pueden incluir hinchazón, opresión abdominal y otros problemas digestivos.

Indigestión

La indigestión (dispepsia) a menudo se denomina malestar estomacal. Los síntomas pueden incluir dolor, ardor, hinchazón, malestar en el abdomen o sentirse tan lleno después de una comida que se siente incómodo.

Puede sufrir indigestión por comer o beber demasiado rápido, ciertos alimentos como las picantes o ciertos medicamentos. Las afecciones digestivas como el reflujo ácido, el síndrome del intestino irritable o la intolerancia alimentaria también pueden provocar indigestión.

Comida envenenada

La intoxicación alimentaria ocurre cuando su sistema digestivo se infecta o irrita por virus, bacterias, parásitos o toxinas que se transmiten a través de alimentos o bebidas. Los síntomas de intoxicación alimentaria pueden incluir dolor de estómago, vómitos y diarrea. Por lo general, desaparece por sí solo sin complicaciones graves.

SII

Se cree que el síndrome del intestino irritable es causado por hipersensibilidad de los nervios del sistema digestivo. El SII puede causar malestar y dolor abdominal, junto con estreñimiento o diarrea.

El tratamiento generalmente se centra en controlar los síntomas mediante cambios en la dieta, medicación y psicoterapia.

Hernia hiatal

Hernia hiatal Es una afección en la que parte del estómago se extiende a través de una abertura del diafragma (el músculo que separa el tórax del abdomen) hacia el tórax. Las hernias de hiato pueden provocar que el ácido del estómago fluya hacia arriba y cause síntomas como dolor de estómago y pecho y acidez de estómago.

Se pueden utilizar cambios en el estilo de vida, como comer comidas más pequeñas y más frecuentes, o medicamentos para controlar las hernias de hiato, pero a veces se requiere cirugía.

El embarazo

El dolor en la parte superior del estómago es común durante el embarazo y puede ser causado por gases, estreñimiento o cambios en los ligamentos. El dolor de estómago durante el embarazo también puede deberse a una infección del tracto urinario (ITU) o tener causas más graves, como un embarazo ectópico (un óvulo fertilizado implantado en otro lugar que no sea el útero) o un aborto espontáneo (pérdida del embarazo).

Cuándo buscar ayuda

Si está embarazada o cree que podría estarlo y experimenta dolor de estómago intenso o constante, manchado o sangrado, aturdimiento, fiebre o escalofríos, debe buscar atención médica de inmediato.

Ascitis

Ascitis Ocurre cuando el líquido se acumula en la cavidad abdominal. Es más comúnmente causado por el hígado. cirrosis (cicatrización del hígado), pero también puede ser causada por infecciones, cáncer o insuficiencia cardíaca o hepática.

Además del dolor y la opresión en el abdomen, la ascitis puede provocar dificultad para respirar. Si tiene ascitis, es importante restringir la ingesta de sodio y, en algunos casos, tomar diuréticos (pastillas para eliminar el agua).

Cómo encontrar alivio para un estómago apretado

Obtener alivio de la opresión estomacal dependerá de la causa. Algunas causas, como gases, indigestión o estreñimiento, pueden requerir sólo medidas como cambios en la dieta o medicamentos de venta libre o recetados.

Aumente su consumo de fibra gradualmente. Los ejercicios aeróbicos también pueden ayudar con el estreñimiento e incluyen caminar a paso ligero, andar en bicicleta, trotar y hacer ejercicio elíptico.

Si la ansiedad está causando sus síntomas, es posible que deba tomar medidas para reducir el estrés o consultar a un terapeuta para obtener estrategias de afrontamiento.

Las causas más graves de opresión estomacal, como el síndrome del intestino irritable, la ascitis o la hernia de hiato, deben ser evaluadas por un proveedor de atención médica y pueden requerir un tratamiento médico continuo.

Cómo prevenir el estómago apretado

Puede reducir sus posibilidades de experimentar sensación de opresión estomacal al:

  • mantenerse hidratado
  • Llevar una dieta saludable
  • Hacer ejercicio regularmente

Unas palabras de MEDSALUD

La fibra soluble e insoluble (que se encuentra en muchas fuentes vegetales) puede ayudar a aliviar los gases asociados con el estreñimiento. Además de la fibra, de 20 a 30 minutos de ejercicio aeróbico pueden aliviar el estreñimiento.


Cuándo contactar a un proveedor de atención médica

La mayoría de los casos de opresión estomacal son temporales y no requieren que usted contacte a un proveedor de atención médica. Debe comunicarse con un proveedor de atención médica si sus síntomas le molestan, cambian repentinamente o van acompañados de otros síntomas como dolor o náuseas, estreñimiento, diarrea o pérdida de peso inesperada.

Si experimenta dolor abdominal intenso y continuo, dolor con vómitos o náuseas continuos, o dificultad para respirar, es posible que tenga una afección grave y debe buscar atención de emergencia de inmediato.

Resumen

Es común tener dolor de estómago de vez en cuando y existen muchas causas posibles. Algunas causas son menores y deberían desaparecer por sí solas o con cambios en la dieta y el estilo de vida y posiblemente con medicamentos. Otras causas son más graves y requieren evaluación y tratamiento médico.

Los cambios saludables en el estilo de vida también pueden ayudar a controlar o prevenir algunos casos de tensión estomacal. Es importante consultar a un proveedor de atención médica si sus síntomas son molestos, cambian repentinamente o son
muy doloroso.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.