Un quiste pilonidal es un saco lleno de pus o líquido que se desarrolla justo encima o dentro del surco entre las nalgas. En algunos casos, puede conducir a la creación de un túnel llamado seno pilonidal.

El tratamiento puede incluir remedios caseros para controlar el dolor y la hinchazón, punción y drenaje por parte de un proveedor de atención médica o cirugía abierta. La decisión de someterse a una cirugía más invasiva la toman el paciente y su proveedor de atención médica en función de una serie de factores.

Este artículo brindará una descripción general de la enfermedad del seno pilonidal (PSD), incluido lo que puede causarla, los posibles tratamientos y cómo los pacientes pueden cuidarse a sí mismos para evitar complicaciones o recurrencia.

Factores que influyen en el tratamiento del seno pilonidal

La enfermedad del seno pilonidal puede ser un inconveniente leve que no causa muchos síntomas, o puede ser bastante dolorosa y afectar significativamente la calidad de vida. La afección puede ser complicada o no complicada. El individuo y su proveedor de atención médica decidirán el tipo de tratamiento necesario en función de varios factores.

Tamaño del quiste

Un quiste pilonidal puede variar en tamaño. Puede comenzar siendo pequeño y crecer.

Algunas personas buscan tratamiento según el tamaño del quiste. Un quiste pequeño que no causa síntomas generalmente se puede tratar en casa.

Una persona podría buscar una opción quirúrgica para un quiste más grande. Un quiste grande podría afectar la calidad de vida de una persona, especialmente si causa dolor u otros síntomas.

Dolor

La enfermedad del seno pilonidal a menudo causa dolor. En algunos casos, el dolor puede ser significativo, como cuando hay una infección o un absceso (una bolsa de infección) en el seno pilonidal. El dolor puede ser una de las razones para recibir tratamiento o someterse a un tipo de cirugía más invasiva.

El PSD se considera benigno, lo que significa que generalmente no causa otros problemas. Sin embargo, puede ser crónico (de larga duración). Además, el dolor afecta la calidad de vida y puede ser un motivo por el que las personas faltan a la escuela o al trabajo.

Infección

En algunos casos, un quiste pilonidal puede infectarse. Los síntomas de un quiste infectado incluyen:

  • Fatiga
  • Fiebre
  • Pus o líquido que sale del quiste
  • Enrojecimiento e hinchazón (eritema) en el área del quiste
  • dolor de coxis
  • El área alrededor del quiste está caliente al tacto.

Cuando el quiste pilonidal está infectado, la cirugía se utiliza con más frecuencia y puede ser preferible a tratamientos caseros o menos invasivos. Sin embargo, todavía se debate cuál es el tipo exacto de técnica quirúrgica que es más eficaz.

Opciones de tratamiento del seno pilonidal

La primera opción de tratamiento para un quiste pilonidal podría ser observar y esperar. En algunos casos, un quiste o un seno pueden resolverse por sí solos. No se recomienda que las personas intenten reventar o drenar un quiste en casa. Si se forma un seno, es posible que sea necesario realizar una cirugía para extirparlo.

El dolor puede tratarse con remedios de venta libre (OTC) o la aplicación de calor tibio. Un proveedor de atención médica podría recomendar la depilación.

Otro nivel de tratamiento para un quiste sería abrirlo y drenarlo. Se utiliza anestesia local para controlar el dolor y se realiza una pequeña incisión en el sitio del quiste. Esto permitirá que drene el pus u otro líquido. En algunos casos, se pueden usar antibióticos después de un procedimiento para abrir el quiste.

Cuando continúa habiendo una infección en el área o cuando se forma un absceso, se puede recurrir a la cirugía para tratarlo. Se hace una incisión más grande para abrir el seno y/o el absceso. Se extirpará el tejido que esté afectado o inflamado.

Las posibilidades de obtener un buen resultado y recuperación son mayores cuando se extirpa todo el tracto sinusal. La incisión puede cerrarse o dejarse abierta. Cerrar la incisión puede aumentar el riesgo de una infección posterior.

Es posible que sea preferible dejar el sitio quirúrgico abierto para que se cierre y sane por sí solo para tener más posibilidades de sanar bien. La decisión de abrir o cerrar dependerá de varios motivos, por lo que el cirujano y la persona decidirán juntos cuál es la mejor opción.

Causas: ¿Por qué se forman los quistes del seno pilonidal?

Ha sido una teoría de larga data que las personas con enfermedad del seno pilonidal pueden sudar más que otras personas. Sin embargo, esto puede no ser cierto.

Un estudio demostró que las personas con PSD no sudaban más que nadie. En cambio, los autores del estudio sugieren que los factores contribuyentes pueden incluir pelos secos y rígidos que se abren camino hacia el surco entre las nalgas (como después de un corte de pelo seco). Sin embargo, el estudio sólo se realizó en personas de Alemania.

Otros factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar enfermedad del seno pilonidal incluyen ser hombre, tener una hendidura interglútea profunda (área entre las nalgas) y vello corporal áspero.

Además, ser sedentario, tener obesidad y estar mucho tiempo sentado son otros factores de riesgo. También se cree que la fricción o presión en el área de los glúteos y una lesión traumática en el coxis también podrían hacer que la afección sea más probable.

Hirsutismo

Una persona hirsuta tiene más vello corporal en determinadas zonas, especialmente en zonas donde suele haber poco vello. Tener mucho pelo en el área entre las nalgas puede contribuir al desarrollo de la enfermedad del seno pilonidal. Esto se debe a que un cabello puede crecer hacia adentro y provocar una infección y el desarrollo de un quiste o un absceso.

Autocuidados durante la curación del seno pilonidal

Mientras se cura el tracto del seno pilonidal, se pueden tomar algunas medidas en casa para estar más cómodo y promover la curación. Un proveedor de atención médica puede ofrecer sugerencias sobre cómo mantener limpia el área, como la elección de jabones y la frecuencia con la que lavar el área.

Después de la cirugía, el sitio quirúrgico también necesitará cuidados, a menudo cambiando los vendajes dos o tres veces por semana. Se puede recetar y aplicar un antiséptico tópico en el área en cada cambio de vendaje. También será necesario vigilar atentamente el sitio de la cirugía para detectar cualquier signo de infección.

Se puede cubrir un sitio quirúrgico abierto con gasa y se puede colocar un drenaje. El cirujano y/u otros proveedores de atención médica le darán instrucciones sobre cómo manejar estos aspectos de la recuperación de la cirugía.

Los proveedores de atención médica pueden sugerir cambios en el estilo de vida que pueden ayudar a curar o prevenir la recurrencia.

Las actividades y ocupaciones que requieren estar sentado durante largos períodos de tiempo, como conducir camiones en largas distancias, pueden ser un factor de riesgo para desarrollar la enfermedad del seno pilonidal. Evitar estar demasiado tiempo sentado.

Ciertos tipos de deportes, como la natación, la carrera, el fútbol, ​​el hockey y el béisbol, también pueden empeorar la enfermedad del seno pilonidal. Esto puede deberse a los movimientos de estos deportes, como las flexiones profundas de las rodillas y las paradas y arranques repetidos. Modificar la actividad física o cambiar a caminar o hacer yoga por un tiempo podría ayudar.

El baño es importante, pero los baños en tina no son apropiados durante la curación. En su lugar, báñese diariamente con un cabezal de ducha de mano que pueda dirigir el agua al área a limpiar. A menudo se recomienda ducharse a diario. Se podría recomendar jabón antimicrobiano para ayudar a mantener el área limpia y evitar el riesgo de infección.

También es importante mantenerse limpio después de defecar. Usar un bidé o toallitas de cuidado personal puede ser útil cuando no hay disponible un cabezal de ducha de mano.

La depilación regular, como los depilatorios (cremas depilatorias), el afeitado, el depilado o la depilación láser, puede ayudar a prevenir la recurrencia.

También se sugiere afeitar el área para eliminar el vello al menos semanalmente. Es posible que las personas quieran elegir maquinillas de afeitar con cabezas estrechas, como las que se comercializan para eliminar el vello de la línea del bikini. El afeitado debe realizarse en la dirección del crecimiento del vello, no en contra, y se debe tener cuidado para no dañar la piel.

La depilación láser también puede ser una buena opción. Puede ayudar a reducir la necesidad de afeitarse. Pero es caro, requiere varias citas para funcionar y no elimina todo el vello.

Evitar el estreñimiento también es importante para gestionar la curación. Comer suficiente fibra y beber agua es importante para evitar tener heces duras. Las personas deben preguntarle a su proveedor de atención médica sobre el uso de ablandadores de heces.

Síntomas de advertencia y riesgos

Cuando sienta dolor, presión o malestar en el área del coxis, haga que un proveedor de atención médica lo revise. Detectarlo a tiempo puede ayudar a recibir tratamiento.

Si hay síntomas como fiebre, llanto o supuración de líquido, dolor extremo e hinchazón o enrojecimiento, ese es un motivo para buscar ayuda de un proveedor de atención médica.

Después de un procedimiento o cirugía para un quiste o seno pilonidal, los proveedores de atención médica le darán instrucciones sobre cómo evitar complicaciones. Esto incluye mantener el área limpia, cambiar vendajes y atender otras instrucciones de cuidados posteriores.

Las complicaciones graves no son comunes. Los problemas más comunes son infecciones, recurrencia del quiste y desarrollo de un absceso. El drenaje del área, que puede afectar la calidad de vida, también es algo común.

Quiste versus forúnculo versus absceso

Un quiste es una cavidad en la piel o en el cuerpo que está llena de pus. Si está sobre o debajo de la piel, puede sentirse como un bulto. Un forúnculo se debe a una infección de un folículo piloso. Aparece como un bulto rojo en la piel. Un absceso es una bolsa de pus que proviene de una infección. Puede estar dentro del tejido corporal o puede afectar la piel. Un forúnculo puede progresar hasta convertirse en un absceso.

Resumen

Las causas de la enfermedad del seno pilonidal no se comprenden bien, pero pueden tener que ver con pelos encarnados o pelos que se abren paso debajo de la piel, provocando la formación de un quiste. Otros factores pueden contribuir al problema, como estar sentado durante mucho tiempo, tener obesidad y tener el pelo áspero.

El PSD no siempre se vuelve grave ni causa mucho dolor y angustia, pero cuando lo hace, puede ser necesaria una cirugía. Mantener el área limpia, afeitarse y estar atento a signos de infección son importantes para evitar recurrencias y complicaciones.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.