El cáncer de mama y el cáncer de ovario pueden estar relacionados por varias razones. Los factores hormonales pueden estar en juego en ambos tipos de cáncer, y también hay varias mutaciones genéticas, sobre todo BRCA1 y BRCA2, que aumentan el riesgo de ambos tipos de cáncer.

Saber más sobre cada uno de estos tipos de cáncer y cómo se relacionan puede ayudarlo a hablar con un proveedor de atención médica sobre su riesgo. Este artículo explorará la conexión entre el cáncer de mama y el cáncer de ovario, el riesgo de desarrollar cada cáncer y el tratamiento, manejo y prevención de estos cánceres.

Conexión entre el cáncer de mama y de ovario

El cáncer de mama y el cáncer de ovario pueden estar conectados a través de varios aspectos, incluidos factores hormonales y genéticos.

Hay diferentes tipos de cáncer de mama, y ​​muchos responden a las hormonas. Si un cáncer de mama es receptor de hormonas positivo, la hormona estrógeno ayuda a alimentar el cáncer. Los ovarios producen esta hormona.

Las personas que tienen cáncer de mama con receptores hormonales positivos pueden tomar medicamentos antiestrógenos (terapia hormonal) o optar por extirparse los ovarios para detener el crecimiento del cáncer.

Factores genéticos

Los genes más comunes que aumentan el riesgo de cáncer de mama (así como de cáncer de ovario) son los genes BRCA1 y BRCA2. Los avances en el análisis de genes han encontrado otros genes que pueden aumentar el riesgo de ambos tipos de cáncer, incluidos estos genes:

Riesgos

Aunque tener cáncer de mama y de ovario al mismo tiempo es poco común, tener uno aumenta el riesgo de desarrollar el otro, especialmente para las personas con mutaciones genéticas.

Un estudio de 2020 encontró que las personas que tenían cáncer de mama tenían un mayor riesgo de un segundo diagnóstico de cáncer primario que la población general. El estudio también encontró que las personas diagnosticadas con cáncer de ovario tenían más probabilidades de ser diagnosticadas con cáncer de mama primario más adelante.

Aunque las mutaciones BRCA explicaron parte de esto, también es probable que factores ambientales u hormonales estuvieran entre las causas. En el estudio, de aquellas a las que se les diagnosticó cáncer de ovario por primera vez, al 65,6 % se les diagnosticó cáncer de mama en un plazo de cinco años; de los primeros diagnosticados con cáncer de mama, el 41,5% fueron diagnosticados posteriormente con cáncer de ovario.

Las personas diagnosticadas con cáncer de mama o de ovario deben ser monitoreadas y examinadas para detectar el otro cáncer por el resto de sus vidas y para detectar una recurrencia del cáncer original. Esto es independientemente de si tienen una mutación genética que aumenta el riesgo de estos tipos de cáncer. También deben revisarse las medidas preventivas.

Tratamiento y manejo del cáncer de mama con cáncer de ovario

Ser diagnosticado con cáncer de mama y de ovario al mismo tiempo es poco común. Si le diagnostican cualquiera de los dos tipos de cáncer, es probable que su proveedor de atención médica analice su mayor riesgo de padecer el otro cáncer, posiblemente recomiende pruebas genéticas para ver si tiene un riesgo significativamente mayor y planifique el tratamiento en consecuencia.

El cáncer de mama se trata de diversas maneras, según la etapa del cáncer, su edad, su salud general y las características de su cáncer específico, como el estado de los receptores hormonales. Por lo general, el tratamiento incluye más de un tipo de tratamiento. Los tratamientos pueden incluir:

  • Cirugía
  • Quimioterapia: uso de medicamentos que destruyen las células que se dividen activamente
  • Radioterapia: uso de la radiación para matar las células cancerosas
  • Terapia hormonal: uso de medicamentos que bloquean la producción o los efectos de hormonas que pueden estimular el crecimiento del cáncer
  • Terapia farmacológica dirigida: uso de fármacos que se dirigen a características específicas de las células tumorales, incluidos Lynparza (olaparib) y Talzenna (talazoparib) para personas con mutaciones en BRCA1 o BRCA2

El tratamiento para el cáncer de ovario depende de la etapa del cáncer, el tipo de cáncer de ovario y su estado de salud general. El cáncer de ovario generalmente se trata con una combinación de cirugía y quimioterapia. Otras terapias pueden incluir:

  • Radioterapia
  • Terapia hormonal
  • Terapia farmacológica dirigida

Si le han diagnosticado cáncer de mama o de ovario, es importante que también lo controlen para detectar el otro cáncer, especialmente si se sabe que tiene una mutación genética que aumenta el riesgo de desarrollar cualquiera de los dos tipos de cáncer.

Prevención

Aunque es posible que no sea completamente posible prevenir ambos cánceres, hay cosas que puede hacer para reducir el riesgo de desarrollarlos o detectarlos en una etapa temprana.

Proyecciones

Las mamografías periódicas ayudan a detectar el cáncer de mama en forma temprana. Si tiene una mutación genética que aumenta su riesgo de cáncer de mama o de ovario, es posible que la controlen con ciertas pruebas de detección.

Para alguien que ha tenido cáncer de ovario, es posible que le hagan análisis de sangre CA-125 regulares para controlar el número. Esta proteína a menudo está elevada en personas con cáncer de ovario avanzado y en algunas personas con cáncer de ovario temprano.

CA-125 no es una herramienta de detección para el cáncer de ovario porque el número puede fluctuar por una variedad de razones. Se pierde la mitad de todos los cánceres de ovario tempranos. El Instituto Nacional del Cáncer y el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU. no lo respaldan como una herramienta de detección para la población general o para aquellos que no tienen un mayor riesgo.

Si tiene un mayor riesgo de padecer estos tipos de cáncer, hable con su proveedor de atención médica. Es posible que deseen comenzar las pruebas de detección a una edad más temprana de lo normal o programar estudios o pruebas de imágenes regulares.

Cirugía profiláctica

Para ayudar a prevenir el cáncer de mama o de ovario, algunas personas con mutaciones genéticas que aumentan su riesgo optan por someterse a cirugías profilácticas (preventivas). La mastectomía profiláctica (extirpación del seno) reduce el riesgo de cáncer de seno en un 90 % en mujeres con una mutación BRCA1 o BRCA2.

La salpingooforectomía profiláctica (extirpación de los ovarios y las trompas de Falopio) reduce el riesgo de cáncer de ovario o de las trompas de Falopio en un 85 % a 90 % y el cáncer de mama en un 40 % a 70 % en personas con mutaciones en BRCA1 o BRCA2.

Sin embargo, hay muchas cosas a considerar con la cirugía profiláctica, incluido el dolor, el tiempo de recuperación, si el seguro lo cubrirá, los riesgos generales de la cirugía y la calidad de vida posterior.

La extirpación de los ovarios hace que una persona entre inmediatamente en la menopausia, lo que puede tener efectos secundarios emocionales y físicos significativos, incluido el aumento del riesgo de afecciones como la osteoporosis (pérdida ósea progresiva) y enfermedades cardiovasculares si no se sigue con una terapia hormonal.

Factores de estilo de vida

Llevar un estilo de vida saludable puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar cáncer, aunque aún es posible llevar una vida saludable y contraer cáncer. Las cosas que puede hacer para ayudar a reducir su riesgo pueden incluir:

  • Mantener un peso saludable
  • Participar en actividad física
  • Minimizar o abstenerse de beber alcohol o fumar cigarrillos
  • Amamantar a sus hijos, si es posible.

Cada persona es diferente, por lo que también es importante hablar con un proveedor de atención médica sobre los antecedentes familiares, los factores de riesgo y lo que puede hacer para mantenerse lo más saludable posible.

Resumen

El cáncer de mama y el cáncer de ovario están vinculados de diversas maneras, incluidas (pero no limitadas a) mutaciones genéticas que aumentan el riesgo de ambos tipos de cáncer. Si le diagnostican uno de estos tipos de cáncer, aumenta su riesgo de desarrollar el otro.

Es probable que su plan de tratamiento incluya el control del otro cáncer, las pruebas genéticas y, posiblemente, una discusión sobre las medidas preventivas, como la cirugía, si corresponde.

Una palabra de MEDSALUD

Si está interesada en pruebas genéticas para genes relacionados con el cáncer de mama y de ovario, hable con un proveedor de atención médica. Aunque puede realizar pruebas genéticas en el hogar, las pruebas en un laboratorio pueden garantizar un nivel de precisión que un kit en el hogar no puede.

Un resultado positivo de un kit casero también necesitará un laboratorio para confirmarlo, e incluso si es negativo, eso no significa que el resultado sea correcto o que no tenga una mutación genética diferente para la cual el kit no prueba.

Las pruebas genéticas a través de un laboratorio también asegurarán que se reúna con un asesor genético. Revisarán su riesgo, lo que significa un resultado positivo o negativo, y cualquier otra prueba o control que pueda necesitar.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.