La cafeína es un estimulante, por lo que cabría esperar que empeorara los síntomas del trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Pero no es tan simple.

La cafeína tiene efectos similares en el cerebro que los medicamentos para el TDAH, por lo que, dependiendo de la dosis, podría ayudar a mejorar la concentración. Sin embargo, demasiada cafeína, o cafeína en combinación con medicamentos para el TDAH, podría provocar efectos secundarios, especialmente en los niños. Las personas también pueden reaccionar a la cafeína de maneras muy individuales.

Siga leyendo para obtener más información sobre la relación entre la cafeína y el TDAH, incluidos los riesgos y beneficios asociados.

La cafeína estimula el cuerpo

La cafeína se encuentra en muchas de las bebidas que consume a lo largo del día, como café, té, refrescos y algunas bebidas energéticas. Se sabe que la cafeína estimula el sistema nervioso y el cerebro.

Cuando la cafeína ingresa al cuerpo, aumenta la producción de dopamina. Este es un neuroquímico en el cerebro que controla su capacidad para concentrarse y concentrarse.

El consumo de cafeína podría ayudar a aumentar la concentración a corto plazo, pero también puede causar efectos adversos, como dificultades para descansar o dormir por la noche. Esto depende de la cantidad de cafeína que se consuma y de la edad del individuo.

Existe cierta preocupación con respecto a los efectos de las bebidas con cafeína en los niños. Las investigaciones han demostrado que la cafeína en los refrescos puede producir efectos en el estado de ánimo y el comportamiento de los niños. Demasiada cafeína también puede afectar la respuesta de un niño y su capacidad para concentrarse y cooperar, lo que puede afectarlo en la escuela, con la familia y en el juego.

La cafeína afecta el TDAH

La cafeína contrae los vasos sanguíneos y reduce el flujo sanguíneo. El efecto de la cafeína es similar a cómo funciona el medicamento común para el TDAH, Adderall, un tipo de anfetamina. Se sabe que los medicamentos para el TDAH se dirigen al sistema nervioso central para mejorar la concentración. Cuando se consume cafeína, puede tener un efecto similar al aumentar la producción de dopamina y bloquear la adenosina, que relaja los vasos sanguíneos.

Cafeína y medicamentos para el TDAH

Los medicamentos estimulantes comunes para el TDAH incluyen los siguientes:

  • Adderall (anfetamina)
  • Dexedrina (dextroanfetamina)
  • Ritalin (metilfenidato)

Si una persona consume cafeína junto con este medicamento, producirá un sinérgico efecto. Un efecto sinérgico es el efecto combinado de tomar dos medicamentos con resultados similares juntos (en este caso, un medicamento para el TDAH y cafeína).

Tanto la cafeína como los medicamentos recetados tienen componentes adictivos, lo que puede resultar en un aumento en el enfoque y el riesgo de efectos secundarios. La cantidad de cafeína determinará si te ayudará o te hará daño. Los efectos secundarios incluyen los siguientes:

  • Frecuencia cardíaca rápida
  • Micción frecuente
  • Problemas digestivos
  • Ansiedad
  • Insomnio (dificultades para dormir)
  • Hipertensión

Riesgos

Es importante ponerse en contacto con un profesional de la salud si tiene preguntas o inquietudes acerca de la medicación y el consumo de cafeína de usted o su hijo. La mayoría de los adultos beben bebidas con cafeína con moderación. Pero debe tener en cuenta la dosis del medicamento, así como la cantidad de cafeína que consume para evitar efectos secundarios negativos.

Un proveedor de atención médica también puede ayudarlo a determinar la ingesta adecuada de cafeína. Para los niños, su dieta, medicación y consumo de cafeína deben discutirse con un profesional médico. Un proveedor de atención médica puede ayudar a determinar el mejor curso de acción para garantizar que el TDAH del niño se trate de la manera más eficaz posible.

Resumen

La cafeína es una sustancia natural que puede afectar los síntomas y la medicación del TDAH. Por esta razón, es importante controlar su consumo de cafeína para ver cómo le afecta. La cafeína es conocida por sus efectos estimulantes, que pueden atraer a las personas diagnosticadas con TDAH, pero estos efectos tienden a ser de corta duración. Para encontrar el tratamiento adecuado para su TDAH, lo mejor es hablar con un profesional de la salud mental para determinar la mejor manera de controlar la afección.

Una palabra de MEDSALUD

Si a un niño se le diagnostica TDAH, puede comenzar con un consejero escolar y buscar la ayuda de un profesional médico de la salud o un especialista en aprendizaje. Para los adultos, es importante hablar sobre los síntomas con su proveedor de atención médica para que puedan ayudarlo a obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

La cafeína, dependiendo de la cantidad, probablemente sea segura para una persona diagnosticada con TDAH. Hablar sobre los síntomas y los efectos de la cafeína con un profesional de la salud también puede ayudarlo a conocer sus limitaciones en lo que respecta a la ingesta de cafeína y el TDAH.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.