El mareo es la sensación de perder el conocimiento o desmayarse. Si alguna vez te has sentido mal, mareado o como si estuvieras a punto de desmayarte, es probable que hayas experimentado mareos. Muchas personas experimentan mareos en algún momento a pesar de estar completamente sanas.

La mayoría de las causas de mareos no ponen en peligro la vida. Las causas comunes de mareos, como ponerse de pie demasiado rápido, no beber suficiente agua o respirar el aire a gran altura, se resuelven relativamente rápido sin tratamiento.

Sin embargo, en casos raros, el mareo puede significar una complicación médica más grave, como una enfermedad cardíaca o diabetes. Debe buscar atención médica si experimenta mareos recurrentes, repentinos, intensos, prolongados o inexplicables.

Este artículo discutirá los síntomas que pueden acompañar al mareo, las causas comunes, cuándo consultar a un proveedor de atención médica, las pruebas y el tratamiento.

La mayoría de las veces, el mareo es un síntoma aislado que desaparece por sí solo. Sin embargo, a veces puede ser uno de muchos síntomas, especialmente cuando la causa se debe a una afección médica subyacente, como una infección del oído interno, deshidratación, insuficiencia cardíaca o un derrame cerebral.

Los síntomas asociados pueden incluir:

  • Náuseas
  • vómitos
  • Vértigo (una sensación de giro)
  • Pérdida del equilibrio
  • Transpiración
  • Dolor de cabeza
  • Dolor en el pecho
  • Fatiga
  • Confusión
  • Visión borrosa o doble
  • Falta de aire o dificultad para respirar
  • Una sensación de muerte inminente
  • Latidos rápidos
  • habla arrastrada

Causas del mareo

La larga lista de condiciones que causan mareos incluye en su mayoría las que no ponen en peligro la vida y no requieren tratamiento médico. Sin embargo, existen algunas condiciones graves que requieren una evaluación médica urgente.

Las causas más comunes de mareos incluyen:

Qué medicamentos pueden causar mareos

Si sospecha que su medicamento le está causando mareos, consulte con un proveedor de atención médica, independientemente de si el mareo es o no un efecto secundario declarado.

A veces, un medicamento regular que toma puede interactuar negativamente con un medicamento de venta libre (OTC) o un alimento en particular que ingiere, causando mareos.

Otras veces, los medicamentos pueden reducir el nivel de azúcar en la sangre o la presión arterial a un nivel no saludable, lo que hace que se sienta mareado. Un proveedor de atención médica puede brindarle orientación sobre si debe reducir la dosis o suspender el medicamento. Nunca suspenda un medicamento sin hablar primero con su proveedor de atención médica.

Hay una larga lista de medicamentos que vienen con los efectos secundarios del mareo. La siguiente lista no está completa, pero incluye las clases de medicamentos más comunes asociadas con el aturdimiento (Nota: algunos de estos medicamentos también se han asociado con vértigo o mareos, pero estos síntomas no son lo mismo que el aturdimiento):

  • diuréticos (píldoras de agua): tiazidas, incluidos Diuril (clorotiazida), Hygroton (clortalidona) y Microzide (hidroclorotiazida), diuréticos de asa, incluidos Bumex (bumetanida) y Lasix (furosemida), y agentes ahorradores de potasio, incluidos Midamor (amilorida) y Aldactone (espironolactona). )
  • Medicamentos para la presión arterial alta, como los bloqueadores alfa
  • Algunos antidepresivos, como los antidepresivos tricíclicos y los inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO)
  • Algunos medicamentos anticonvulsivos, como Neurontin (gabapentina) y Depakote (valproato)

Cómo tratar el mareo

La mayoría de los casos de mareos no requieren tratamiento médico, pero algunos remedios caseros pueden ayudar a aliviar los síntomas o prevenir futuros episodios, entre ellos:

  • Ponerse de pie lentamente
  • Asegurarse de tener una ingesta adecuada de líquidos, especialmente en un día caluroso
  • Encontrar sombra o quedarse en una habitación con aire acondicionado durante un día caluroso
  • Limitar la ingesta de sal
  • Dormir al menos siete horas
  • Evitar el estrés y los desencadenantes de la ansiedad.
  • Controlar sus niveles de azúcar en la sangre, especialmente si tiene diabetes
  • Dejar de fumar y beber alcohol

Si tiene episodios recurrentes de mareo o su mareo no desaparece con la ingesta de agua o sentarse/acostarse después de unas horas, puede consultar a un proveedor de atención médica que pueda evaluar la causa raíz de su mareo.

Encontrar y tratar la afección subyacente que causa el mareo es la forma más definitiva de resolverlo. En algunos casos, los medicamentos (como un antihistamínico, un medicamento contra las náuseas o un anticolinérgico) e incluso la psicoterapia pueden ser herramientas útiles para ayudar a aliviar los síntomas persistentes.

Factores de riesgo asociados con el mareo

La edad avanzada, la obesidad, la diabetes y la presión arterial alta son factores de riesgo independientes de enfermedades cardíacas y, por lo tanto, lo ponen en mayor riesgo de marearse.

En casos raros, los ataques de pánico recurrentes, los trastornos de ansiedad y el síndrome de hiperventilación pueden hacer que tome menos oxígeno y exhale más dióxido de carbono, alterando el pH de su sangre. Esto también puede aumentar su riesgo de sentirse débil o mareado.

¿Existen pruebas para diagnosticar la causa del mareo?

Tomar un historial médico detallado y realizar un examen físico son los primeros pasos para evaluar la causa de su mareo. Su proveedor de atención médica puede preguntarle sobre su ingesta de líquidos, el color de su orina (la orina oscura puede indicar deshidratación), la ingesta de alimentos y el nivel de actividad.

Los cambios en la química de su cuerpo, como niveles bajos de azúcar en la sangre, potasio o sal, pueden hacer que se sienta mal.

A veces, se realizan pruebas para ayudar a su proveedor de atención médica a reducir o diagnosticar la causa de su mareo. Estas pruebas pueden incluir lo siguiente:

  • Análisis de sangre: Un conteo sanguíneo completo (CBC) y chem 7 (panel metabólico básico) para medir los electrolitos y la glucosa en la sangre se encuentran entre los análisis de sangre iniciales que se pueden realizar para determinar si el bajo nivel de azúcar en la sangre, la anemia o las anomalías de los electrolitos están causando su mareo.
  • Electrocardiograma (ECG): Un electrocardiograma es una prueba rápida, altamente accesible y no invasiva que puede ayudar a evaluar y detectar anomalías cardíacas como arritmias, una causa más grave de mareos.
  • Ecocardiograma: Un ecocardiograma es una prueba de ultrasonido no invasiva que analiza la capacidad de su corazón para bombear sangre de manera eficiente por todo el cuerpo. También puede detectar anomalías valvulares o de la pared del corazón que pueden provocar insuficiencia cardíaca.
  • Tomografía computarizada (tomografía computarizada de la cabeza): Si su aturdimiento está asociado con dolor de cabeza intenso, parálisis en un lado del cuerpo o dificultad para hablar, su aturdimiento puede estar relacionado con un accidente cerebrovascular o un mini accidente cerebrovascular (ataque isquémico transitorio). Una tomografía computarizada sin contraste es una forma rápida de detectar si esto es evidencia de un coágulo de sangre o sangre en el cerebro que puede estar causando sus síntomas.

Cuándo ver a un proveedor de atención médica

Consulte a un proveedor de atención médica si tiene episodios persistentes o recurrentes de mareos. Si experimenta los siguientes síntomas asociados, consulte a un proveedor de atención médica o busque atención médica de emergencia. La presencia de estos signos puede indicar la presencia de un ataque al corazón o un derrame cerebral que requiere atención médica inmediata:

  • Dolor en el pecho
  • Dificultad para formar palabras o dificultad para hablar
  • Náuseas o vómitos
  • Entumecimiento o parálisis en un lado del cuerpo
  • Visión borrosa o pérdida de visión
  • Dificultad para respirar
  • Dolor de cabeza intenso y repentino

Resumen

El mareo, o sensación de desmayo, es una queja médica común que afecta a personas de todas las edades. La mayoría de las causas no ponen en peligro la vida y se resuelven con relativa rapidez sin tratamiento, pero algunas pueden indicar una afección subyacente más grave.

Algunas causas comunes incluyen deshidratación, esfuerzo físico, hipotensión ortostática, niveles bajos de azúcar en la sangre y efectos secundarios de los medicamentos. El mareo también puede significar diabetes, anemia o afecciones cardíacas. Consulte a un proveedor de atención médica si tiene síntomas preocupantes o si el mareo persiste o reaparece.

Una palabra de MEDSALUD

A medida que envejeces, te vuelves más propenso a los mareos debido a los cambios naturales en el cuerpo. Para evitar el mareo, manténgase hidratado, encuentre un poco de sombra, coma y beba regularmente, tenga en cuenta los efectos secundarios de los medicamentos y trate de tomarlo con calma cuando sea posible para evitar caerse y lesionarse.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.