El mal aliento, clínicamente conocido como halitosis, es común. Puede resultar del consumo de ciertos alimentos, como la cebolla o el ajo. En muchos casos, cepillarse los dientes, usar enjuague bucal o chupar una menta puede ayudar a combatir el mal aliento. Pero esto no solucionará la halitosis crónica y persistente: mal aliento que no desaparece y un signo de problemas de salud bucal o física subyacentes.

Este artículo explica cómo deshacerse del mal aliento y analiza las causas y los factores de riesgo de esta afección.

Cómo tratar y deshacerse del mal aliento para siempre

Dado que la halitosis es un signo de problemas subyacentes de salud bucal o física, deshacerse de ella significa llegar a la raíz de la causa de esta afección. Los tratamientos médicos y dentales, los cambios en los hábitos de vida, los medicamentos y las cirugías pueden contribuir a eliminar el mal aliento para siempre.

Tratamiento convencional

El enfoque de tratamiento que los dentistas y periodoncistas (especialistas en encías) adoptan para la halitosis depende de la causa subyacente. Muchos casos están relacionados con la placa y el sarro, acumulación de bacterias en los dientes, las encías y la boca. Esto impulsa varios tratamientos dentales, incluidos los siguientes:

  • Raspado y alisado radicular: Los dentistas o periodoncistas utilizan el raspado y el alisado radicular para tratar la gingivitis (enfermedad de las encías) y la periodontitis (infección de las encías) eliminando las bacterias que causan el mal aliento. Usan herramientas para raspar la acumulación a lo largo de los dientes, en las bolsas entre ellos, debajo de la línea de las encías y en sus raíces.
  • Desbridamiento mecánico: La halitosis suele estar relacionada con la acumulación de una capa de bacterias, o biopelícula, en la lengua y los dientes. El desbridamiento mecánico implica el uso de un raspador o cepillo en la lengua para eliminarla.
  • enjuagues bucales: Los enjuagues y lavados bucales medicados atacan las bacterias de la boca. Su dentista o periodoncista puede recomendarle soluciones de agentes antibacterianos como clorhexidina, zinc, triclosán y cloruro de cetilpiridinio.

Estilo de vida y hábitos

La mala higiene bucal es una de las principales causas de halitosis. Como tal, existen muchos cambios en el estilo de vida que puede realizar y hábitos que puede adoptar para promover la salud de sus dientes y boca y prevenir el mal aliento, que incluyen:

  • Cepillado y uso de hilo dental: Cepíllese bien los dientes después de comer y use hilo dental a diario. Intente utilizar un enjuague bucal con zinc, que se ha demostrado eficaz para el mal aliento.
  • raspado de lengua: Con un raspador especial, puede realizar un desbridamiento mecánico en casa para eliminar la biopelícula de la lengua que causa la halitosis.
  • Evitar el tabaco: Refrescar el aliento es uno de los muchos beneficios de dejar el tabaco; Fumar no sólo provoca directamente mal aliento, sino que también provoca sequedad de boca, lo que puede provocar halitosis.
  • Cambios dietéticos: Minimice las cebollas, el ajo, los alimentos encurtidos y las especias en su dieta, ya que pueden hacer que su aliento se vuelva picante.
  • Limpia tu dentadura postiza: Los dientes postizos o las dentaduras postizas pueden ser reservorios de bacterias que causan halitosis; limpiarlos y desinfectarlos de forma regular y adecuada puede prevenir el mal aliento crónico.
  • Evitar la boca seca: Beba mucha agua y mantenga la boca húmeda; Evite el alcohol y la cafeína, que pueden provocar sequedad en la boca.
  • Estimular la saliva: Su dentista puede recomendarle masticar chicle sin azúcar para estimular la producción de saliva, lo que protege su boca de las bacterias.
  • Tratamientos naturales: Los remedios caseros para el mal aliento incluyen enjuagues bucales elaborados con aceites esenciales, masticar ciertas hierbas y beber té verde.

Tratamientos naturales para la halitosis

Existen varios productos de origen natural y remedios caseros que pueden ayudar con la halitosis. Éstas incluyen:

  • Té verde: Los investigadores encontraron que los compuestos del té verde, los polifenoles, pueden ser eficaces contra la halitosis causada por la bacteria. Solobacterium moorei.
  • Enjuague bucal casero: Un remedio casero común consiste en hacer un enjuague bucal con bicarbonato de sodio (bicarbonato de sodio); En un estudio, se encontró que esto era eficaz para la halitosis junto con otros tratamientos.
  • Aceites esenciales: Hacer buches con soluciones de aceites esenciales (o enjuagues bucales que los contengan) puede tener un efecto antimicrobiano y prevenir el mal aliento; Los investigadores encontraron que el aceite de árbol de té es particularmente efectivo, con cierta evidencia de que otros, como el tomillo, el mirto, el eucalipto y la hierba de limón, también pueden ayudar. (Si bien los enjuagues bucales con aceites esenciales no deben ingerirse, asegúrese de que los aceites que use sean seguros en caso de que se ingieran accidentalmente).
  • Hierbas para masticar: Masticar hierbas o semillas, como romero, menta verde, perejil o hinojo, es popular para enmascarar los olores y ayudar con el mal aliento.

Medicamentos y Cirugías

Algunos casos de halitosis surgen debido a condiciones de salud que no involucran a la boca y que requieren medicamentos o tratamiento. Los antiácidos pueden ayudar a aliviar los síntomas cuando la causa subyacente es la enfermedad por reflujo gastrointestinal (ERGE), una forma crónica de acidez estomacal.

La bronquitis u otras infecciones respiratorias bacterianas pueden causar mal aliento, por lo que un médico puede recetar antibióticos para la infección subyacente.

Las adenoides infectadas (glándulas que se encuentran detrás de la nariz y encima de la boca) también causan halitosis. La cirugía para extirparlos, o adenoidectomía, trata la infección y reduce el olor del aliento.

Algunos casos de halitosis también pueden tratarse con fotodinámico terapia. Esto implica dirigir ondas de radio y rayos láser para matar las bacterias en la boca. En una revisión de una investigación publicada en 2022, los autores descubrieron que esto reduce los niveles de compuestos volátiles de azufre que causan el mal aliento.

Halitosis crónica: ¿por qué no puedo deshacerme del mal aliento?

La halitosis crónica puede ser un síntoma de problemas dentales u otras enfermedades. Además, patrones de comportamiento y hábitos de estilo de vida específicos pueden ponerlo en mayor riesgo. Si no puede deshacerse de la halitosis, la razón puede ser que no está controlando su causa.

Causas y factores de riesgo

El mal aliento se produce cuando se exhalan sustancias químicas conocidas como compuestos volátiles de azufre (VSC), que incluyen sulfuro de hidrógeno, metilmercaptanoy sulfuro de dimetilo. Estos son producidos por diferentes bacterias que recubren la lengua, la boca y partes de la garganta.

Una amplia gama de afecciones pueden causar mal aliento y aumentar el riesgo de halitosis crónica, entre ellas:

  • Boca seca: Fumar, beber alcohol, ciertos medicamentos u otros factores causan sequedad en la boca, conocida clínicamente como xerostomía; La cantidad insuficiente de saliva permite que prosperen las bacterias que causan el mal aliento.
  • Enfermedades bucales: Los problemas dentales como la enfermedad de las encías, la infección de las encías, la caries o la pérdida de los dientes y los abscesos dentales causan entre el 80% y el 90% de los casos de halitosis.
  • Condiciones respiratorias: Las infecciones y enfermedades del sistema respiratorio y de los senos nasales, como bronquitis, sinusitis, amigdalitis y otras, pueden contribuir al mal aliento.
  • Condiciones digestivas: El mal aliento crónico también puede deberse a ERGE, hernia de hiato y otras enfermedades del tracto gastrointestinal.
  • Enfermedad crónica: Las enfermedades renales, los problemas hepáticos, la insuficiencia cardíaca y la diabetes se encuentran entre muchas afecciones crónicas que también pueden causar halitosis.

Cuándo consultar a un dentista

Si bien es normal tener mal aliento ocasionalmente, vale la pena buscar ayuda dental si persiste. Este es especialmente el caso si la halitosis persiste a pesar de los cambios en su estilo de vida y hábitos de higiene bucal. Llame a un dentista si experimenta algún otro síntoma dental o tiene mal aliento a pesar de cepillarse los dientes, usar hilo dental con regularidad y usar enjuague bucal.

Debido a que la halitosis puede tener un impacto grave en la salud mental (y ser un signo de problemas más graves), cuanto antes controle la halitosis, mejor estará. Comprender qué está causando el problema es el primer paso para descubrir cómo tratarlo.

Resumen

«Halitosis» es el término clínico para el mal aliento crónico. Si bien el mal aliento ocasional es normal, el mal aliento crónico suele ser un signo de una afección de salud más grave. Esta afección es causada por la acumulación de bacterias en la boca, lengua y garganta.

Las estrategias de manejo incluyen limpiezas dentales, enjuagues bucales, evitar ciertos alimentos y mantenerse hidratado. Si tiene problemas para mantener el aliento fresco a pesar de cepillarse los dientes y usar hilo dental con regularidad, busque atención dental para conocer sus opciones de tratamiento.

Deja Una Respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: medsalud-corp.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a litespeed premium que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.