Sibilancias

¿Qué son las sibilancias?

Pediatra auscultando a un niño
Pediatra auscultando a un niño en busca de sonidos respiratorios

Las sibilancias son un sonido que puede aparecer al exhalar y que puede ir acompañado de dificultad para inhalar. A menudo se supone que una persona que presenta sibilancias tiene asma, pero el asma no es la única causa posible. La causa subyacente de las sibilancias es la inflamación de las vías respiratorias.

Causas respiratorias

La inflamación de las vías respiratorias provocada por el asma puede causar sibilancias. Estas sibilancias aparecen cuando el asma no se está tratando. Es importante tener presente que en niños, el asma puede aparecer en forma de tos o como una combinación de tos y sibilancias.

Pero el asma no es la única causa posible de las sibilancias. Otros factores pueden provocar inflamación en las vías aéreas y esto provocar sibilancias. Por ejemplo, una reacción alérgica grave podría provocar suficiente inflamación como para causar sibilancias. En caso de una reacción alérgica anafiláctica, aparecen los siguientes síntomas:

  • hinchazón de boca, cara y lengua,
  • dificultad respiratoria,
  • sibilancias.

Cuando alguien presente sibilancias, es muy importante fijarse en el aspecto de la persona. En caso que le cueste mucho respirar o la piel se vuelva pálida rápidamente o incluso coja un tono azulado en los dedos o en los pies, significa que la persona no recibe la cantidad de oxígeno necesaria y se requiere asistencia médica de emergencia.

Infecciones

Otra causa común de las sibilancias son las infecciones. Por ejemplo, en niños, una causa común de las sibilancias es la bronquiolitis. Los niños también son propensos a sufrir el virus sincitial respiratorio que puede debilitar la respiración y provocar sibilancias. En estos casos es importante que el niño reciba atención médica urgente, ya que los niños son una población muy vulnerable. Otra enfermedad grave que puede causar inflamación de las vías respiratorias es la fibrosis quística.

Otras causas

Además de las enfermedades respiratorias que ya hemos mencionado que pueden causar sibilancias, existen otras posibles causas que no están directamente relacionadas con el sistema respiratorio. La más importante de éstas es la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). El reflujo envía el ácido del estómago al esófago y esto puede provocar daño en los pulmones y afectar a la respiración, provocando ruidos sibilantes. La enfermedad por reflujo gastroesofágico puede aparecer tanto en niños como en adultos.