Fantosmia

¿Qué es la fantosmia?

La fantosmia es una condición médica que también se conoce como alucinaciones olfativas o olor fantasma. Las personas afectadas por la fantosmia generalmente creen que huelen a esencias, como humo, gas natural, suciedad o incluso flores, cuando en realidad no existe ese olor. A veces se relaciona con otras enfermedades médicas, como convulsiones, tumores en el cerebro o la enfermedad de Parkinson. Los tratamientos están disponibles para esta condición no mortal, pero en la mayoría de los casos, el olor fantasma desaparece por sí solo con el tiempo.

Causas

La principal preocupación con alguien que experimenta esta condición no es la enfermedad en sí, sino la enfermedad subyacente que puede estar causando la afección. Dado que a las personas afectadas por este problema a menudo se les diagnostica alguna dolencia que afecta el cerebro, como tumores, convulsiones, esquizofrenia, enfermedad de Parkinson o Alzheimer, las personas pueden consultar mejor a un médico cuando los síntomas de la fantosmia se notan por primera vez. En la alternativa, algunas personas experimentan la condición y no tienen ningún signo de una enfermedad médica grave.

Síntomas

Hay un síntoma principal para la fantosmia: un olor percibido que realmente no existe. Como resultado, la mayoría de las personas descubren que tienen la enfermedad a través de la comunicación con los demás. Por ejemplo, algunas personas afectadas pueden preguntar a diferentes personas en diferentes momentos y lugares si huelen un olor particular. Si todos responden que el olor particular no está presente, puede ser la señal más evidente de que la afección está presente.

Tratamiento

Para algunos individuos, la fantosmia afecta ambas fosas nasales, mientras que para otros afecta solo a una fosa nasal. En este momento, los investigadores han descubierto formas de adormecer el área de la nariz responsable del olfato. Como resultado, el olor fantasma se puede bloquear temporalmente. Este procedimiento generalmente se realiza cuando solo se afecta una fosa nasal.

Un cirujano también puede desconectar permanentemente las partes sensoriales de la nariz, si la afección es extremadamente molesta. El resultado es que el olor de cualquier tipo ya no será posible a través de esa fosa nasal. Los cirujanos generalmente no realizarán esta forma de cirugía en ambas fosas nasales ya que terminará permanentemente todo el sentido del olfato.

Hay otros tratamientos que están disponibles también. Por ejemplo, a veces se prescriben gotas para la nariz hechas de solución salina. Además, se pueden recomendar sedantes y antidepresivos. Debido a que existen algunos efectos secundarios de algunos de estos medicamentos, es importante tratar todas las inquietudes con un médico. Además, una persona afectada debe sopesar la molestia del olor fantasma contra el costo y los posibles efectos adversos asociados con el tratamiento.