Coccigodinia

¿Qué es la coccigodinia?

La coccigodinia se define médicamente como dolor de cóccix. El dolor puede estar centrado directamente en el coxis o cóccix o en el área que lo rodea. El dolor de coxis se asocia comúnmente con una lesión. El tratamiento para este tipo de dolor puede depender de la gravedad de la angustia experimentada por el paciente.

Causas

La lesión es una de las causas más comunes de coccigodinia. El cóccix puede lesionarse debido a una fuerte caída en la parte posterior. El daño también puede ser el resultado de un parto o cirugía especialmente difíciles. La actividad excesiva, como andar en bicicleta, puede ejercer una gran presión sobre el área y causar dolor también. Algunas de las causas menos comunes incluyen un crecimiento anormal en el coxis o una infección.

Síntomas

Un individuo con coccigodinia puede experimentar un dolor más inmediato al sentarse. A veces, sentarse en superficies especialmente duras puede ser muy difícil para muchas personas con este problema. Cuanto más tiempo se sienta el individuo, más intenso será el dolor. Además, puede ser problemático cambiar de una posición sentada a una posición de pie y viceversa. A menudo, las personas con esta condición experimentan dolor y dolores profundos en el coxis.

Complicaciones

La coccigodinia puede afectar significativamente varias áreas de la vida de una persona. En un nivel más personal, esta condición puede hacer que los movimientos intestinales sean dolorosos, así como las relaciones sexuales. Socialmente, algunas actividades recreativas pueden ser postergadas hasta que el dolor disminuya. Este tipo de dolor también puede interferir con la vida profesional de un individuo. Por ejemplo, las personas que se ganan la vida en un trabajo que requiere largos períodos de sentado y flexión repetida pueden verse enormemente afectadas por el dolor de coxis.

Diagnóstico

Si los pacientes desarrollan un dolor de esta naturaleza debido a una causa desconocida, los médicos generalmente harán todo lo posible para determinar el problema subyacente. Ya sea debido a una lesión o no, se puede hacer un diagnóstico de coccigodinia usando una variedad de pruebas. Para comenzar, los médicos generalmente examinan cuidadosamente al paciente. Por lo general, se realiza un seguimiento de un examen con pruebas de imágenes tradicionales, como una resonancia magnética (IRM), rayos X y, con frecuencia, una tomografía computarizada (TC). Algunas de estas pruebas pueden requerir que los pacientes se sienten o mientan en diferentes posiciones para obtener una vista óptima.

Tratamiento

Para tratar la coccigodinia, los médicos pueden recetar medicamentos antiinflamatorios y diferentes analgésicos. Los ablandadores de heces también se pueden usar para hacer las deposiciones más cómodas. En general, los médicos aconsejan a los pacientes que eviten períodos prolongados de estar sentados y que se pongan de pie y se muevan periódicamente. Se puede intentar un reposicionamiento para un coxis o cóccix que ha sido dislocado debido a una lesión traumática. Aunque no es una práctica particularmente común, las circunstancias extremas pueden requerir la extracción del hueso.