Budesonida

¿Qué es la budesonida?

La budesonida es un medicamento recetado que se usa para combatir la inflamación. Se clasifica como un glucocorticoide, una clase de esteroides que reduce las respuestas inflamatorias naturales del sistema inmune. La budesonida viene en diferentes formas, y se puede usar para tratar el asma, las alergias nasales o los trastornos inflamatorios del intestino, como la enfermedad de Crohn. El medicamento puede causar efectos secundarios tales como malestar estomacal y mareos, pero la mayoría de las reacciones son relativamente leves. Siguiendo las instrucciones de los médicos y asistiendo a chequeos regulares, la mayoría de las personas responde bien al medicamento y experimenta un alivio significativo de los síntomas después de unas pocas dosis.

Funcionamiento

Los glucocorticoides como la budesonida son hormonas sintéticas que buscan y se unen a los sitios receptores en las células del cuerpo. El sistema inmune responde a su presencia al detener la liberación de químicos que inducen la inflamación. Sin los factores desencadenantes del sistema inmune, el tejido muscular inflamado y las membranas mucosas gradualmente comienzan a relajarse, expandirse y sanar. El funcionamiento normal se restablece una vez que el dolor y la hinchazón se alivian por completo.

Vías de administración

La budesonida se puede recetar como un aerosol nasal, una solución inhalada o una cápsula oral. Los aerosoles se usan para combatir los síntomas de la rinitis alérgica, también llamada fiebre del heno y alergias estacionales. Los pacientes con asma usan inhaladores que permiten que el medicamento llegue directamente a las vías respiratorias y de inmediato proporcionan alivio. Los medicamentos orales se recetan para tratar la enfermedad de Crohn y otros problemas inflamatorios en el tracto digestivo. Las cantidades y concentraciones de la dosis varían, y un médico puede determinar la cantidad adecuada de medicamento que se recetará en función de la edad, el peso, el estado y la salud general del paciente.

Dosis

La mayoría de los pacientes reciben instrucciones de tomar dosis diarias de budesonida durante aproximadamente tres meses o hasta que los síntomas se hayan resuelto por completo. Durante los chequeos, los médicos pueden evaluar la efectividad del tratamiento y determinar si las cantidades de la dosis deben ajustarse. Después de la marca de los tres meses, las dosis pueden disminuirse gradualmente y eventualmente detenerse por completo. Es posible que sea necesario administrar otro curso de tratamiento en el futuro si los síntomas regresan.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios más comunes de budesonida son dolor de cabeza, mareos, náuseas y fatiga. Algunas personas tienen indigestión, calambres estomacales y gases después de tomar una dosis. Los aerosoles nasales y las soluciones inhaladas pueden causar secreción nasal, estornudos y tos. En raras ocasiones, la budesonida puede provocar una reacción alérgica grave que puede causar urticaria, constricción de las vías respiratorias, dolores en el pecho y dificultades para respirar. Todos los efectos secundarios deben ser informados al médico que prescribe, y las reacciones graves deben evaluarse y tratarse en la sala de emergencias para prevenir complicaciones potencialmente graves.