Meticilina

¿Qué es la meticilina?

Estafilococo áureo resistente a la meticilina
Algunos estafilococos son resistentes a antibióticos como la meticilina.

La meticilina es un antibiótico de espectro estrecho de la familia de la penicilina. Se desarrolló en 1959 y se administró por vía intravenosa para tratar infecciones por estafilococo áureo. A veces también se la conoce como estafilicina debido a su uso contra los estafilococos, incluidas las cepas resistentes a otros medicamentos como la penicilina. La meticilina ya no se usa debido a sus efectos secundarios. Todavía se usa en laboratorios, sin embargo, para medir la resistencia de las cepas bacterianas.

Efectos secundarios

El efecto secundario más preocupante de la meticilina es la nefritis intersticial. Los síntomas incluyen fiebre, sangre en la orina, náuseas, vómitos, erupción cutánea y aumento de peso. Esto ocurre en hasta el 33% de los pacientes tratados con el medicamento y puede causar insuficiencia renal. Los casos leves pueden pasar desapercibidos y los pacientes de edad avanzada suelen tener una forma más grave de la enfermedad. El riesgo de nefritis intersticial es la razón principal por la cual la meticilina ya no se usa.

Metaciclina

La meticilina a veces se confunde con la metaciclina, un antibiótico de la familia de las tetraciclinas. La metaciclina no se usa clínicamente en los Estados Unidos, aunque se usa industrialmente en la síntesis de la doxiciclina. En algunos países, se usa para tratar infecciones bacterianas y el acné.