Ifosfamida

¿Qué es la ifosfamida?

Molécula de ifosfamida
Diagrama de una molécula de ifosfamida.

La ifosfamida es un medicamento usado en el tratamiento de una varios tipos de cáncer. Este fármaco de quimioterapia se clasifica como un agente alquilante, lo que significa que une un grupo alquilo a las células cancerosas para atacar su ADN, lo que hace que el cáncer deje de dividirse y de crecer. Se administra por vía intravenosa y bajo la supervisión de un oncólogo, un especialista en cáncer. El oncólogo determina la dosis y la duración del tratamiento adecuadas y puede recetar medicamentos adicionales para tratar el cáncer del paciente de manera más efectiva.

Uso adecuado

Los consumidores pueden estar más familiarizados con este medicamento bajo nombres de marca como Mitoxana® e Ifex®. Está disponible en varias compañías farmacéuticas en forma de un polvo blanco mezclado con líquido para crear una suspensión para inyección intravenosa. El medicamento generalmente se infunde en una clínica u hospital, lo que permite que el personal médico controle al paciente en busca de signos de complicaciones. Comúnmente se combina con mesna, un medicamento diseñado para tratar algunos de los problemas de vejiga asociados con el uso de ifosfamida.

Efectos secundarios

Los pacientes con este medicamento comúnmente experimentan náuseas, vómitos y un bajo recuento de glóbulos blancos. Además, este medicamento interfiere con la función renal y de la vejiga. Los pacientes pueden desarrollar orina sanguinolenta, dificultad para orinar y otros problemas urinarios. Más raramente, este medicamento causa problemas gastrointestinales y déficits neurológicos. Los pacientes están familiarizados con los efectos secundarios cuando comienzan a tomar el medicamento y es recomendable llamar a un médico si experimentan efectos secundarios graves o inesperados.

Interacciones

Al igual que muchos agentes de quimioterapia, la ifosfamida puede interactuar negativamente con otros medicamentos, incluidos los medicamentos herbales y de venta libre. Las personas a las que se les recetó este medicamento deben analizar todos los medicamentos que están tomando con sus médicos y proporcionar un historial médico completo. Ciertos eventos en el historial médico de un paciente pueden ser contraindicadores para el uso de ifosfamida, ya que el paciente puede estar en mayor riesgo de desarrollar efectos secundarios peligrosos.

Seguimiento

Mientras tome este medicamento, los pacientes serán evaluados regularmente en busca de signos de complicaciones y también se evaluará la respuesta del cáncer al tratamiento. Si un paciente no parece estar mejorando, otros tratamientos pueden explorarse como una vía secundaria. A los pacientes que toman ifosfamida generalmente se les aconseja evitar a las personas con resfríos y otras enfermedades, y evitar vacunas, si es posible, ya que su sistema inmunitario está agotado y son menos capaces de combatir los agentes infecciosos. Si un paciente comienza a enfermarse, es recomendable consultar a un médico lo más rápido posible para el tratamiento, ya que una infección relativamente leve puede ser una preocupación importante en un paciente con cáncer.