Citarabina

¿Qué es la citarabina?

La citarabina, o arabinósido de citarabina, es un medicamento de quimioterapia que se usa para tratar cánceres sanguíneos. Se administra con mayor frecuencia como una inyección intravenosa a pacientes que sufren de leucemia mieloide aguda o un linfoma no Hodgkin. El medicamento es un agente antimetabólico que interfiere con la síntesis de ADN y mata los tumores malignos durante una fase clave de su ciclo de crecimiento. Si bien es eficaz contra el cáncer, la citarabina también lesiona algunas células normales de crecimiento rápido en todo el cuerpo. Esto puede inducir un conjunto de efectos secundarios como la pérdida de cabello y la alteración gastrointestinal.

Usos

La leucemia mieloide aguda es un cáncer de médula ósea común que ocurre con mayor frecuencia en adultos de mediana edad. La enfermedad produce glóbulos blancos defectuosos (WBC) que se producen, y estos luego proliferan en el torrente sanguíneo, desplazando a los leucocitos normales y los glóbulos rojos necesarios para transportar oxígeno a través de los tejidos. Dado que los leucocitos son vitales para el sistema inmune, los pacientes pueden sufrir más infecciones e inmunodeficiencia general. Los linfomas no Hodgkin son un grupo de diferentes tumores malignos de células linfáticas. Los medicamentos que tratan estos cánceres se dirigen a sus ciclos celulares, los procesos mediante los cuales se reproducen.

La citarabina se usa comúnmente para inhibir la proliferación de leucemias mieloides y algunos de los linfomas no Hodgkin. Al igual que muchos medicamentos quimioterapéuticos, es un agente antimetabólico que interfiere con la síntesis de ADN por el cual todas las células se dividen y se multiplican. Como consecuencia de su mecanismo, la citarabina bloquea preferentemente la replicación de los ciclos celulares de un cáncer más de lo que inhibe los ciclos normales. Si bien no cura la leucemia mieloide aguda, puede provocar la remisión. A veces, el medicamento se prescribe como un agente antiviral ya que interfiere con la síntesis de ADN y ARN en ciertos virus.

Vías de administración

La administración oral es menos efectiva, por lo que la citarabina a menudo se administra como una inyección intravenosa para maximizar su circulación. Destruye las células solo en un punto específico de su ciclo de replicación. Por lo general, esta es la fase S, cuando se produce la síntesis de ADN. El arabinósido de citarabina es eficaz para bloquear la replicación de ácidos nucleicos porque es estructuralmente similar a los nucleósidos y azúcares que componen el ADN. El fármaco se metaboliza en el hígado y se excreta en la orina en aproximadamente un día.

Efectos secundarios

Como un supresor de la médula ósea, la citarabina puede matar algunas células sanguíneas normales y evitar que se fabriquen más, lo que produce anemia e inmunodeficiencia. El síndrome de Ara-C, que puede tener varios efectos secundarios, incluyendo fiebre y dolor en los huesos, puede ocurrir cuando comienza la quimioterapia, y algunas veces se trata con corticosteroides. Al igual que con otros agentes quimioterapéuticos, el metabolismo de las células sanas pero de crecimiento rápido puede verse interrumpido, causando pérdida de cabello, náuseas y debilidad, entre otras molestias. El tratamiento de los efectos secundarios de cualquier régimen de quimioterapia a menudo implica múltiples interacciones de medicamentos, por lo que es difícil abordar el síndrome de Ara-C de forma aislada de otros síntomas.