Síndrome de Landau-Kleffner

¿Qué es el síndrome de Landau-Kleffner?

Doctora con un niño
El síndrome de Landau-Kleffner es un trastorno neurológico infantil muy raro.

El síndrome de Landau-Kleffner es un trastorno neurológico infantil muy raro que se identificó y describió por primera vez en 1957. Los niños con esta afección experimentan una afasia abrupta, pérdida de las habilidades del lenguaje y también desarrollan convulsiones. Los pacientes con esta afección comúnmente experimentan un diagnóstico erróneo con otra afección, como el autismo, porque Landau-Kleffner es tan raro. El diagnóstico adecuado y la intervención rápida pueden mejorar enormemente el pronóstico del paciente, especialmente si el paciente es atendido por un médico con experiencia en esta afección.

Síntomas

En pacientes con síndrome de Landau-Kleffner, el desarrollo temprano es normal, y el niño alcanza los objetivos de desarrollo esperados y desarrolla habilidades tempranas del lenguaje. Entre las edades de cinco y siete años, el niño desarrolla afasia y pueden aparecer convulsiones clínicas. Incluso si las convulsiones clínicas no aparecen, el niño tendrá un electroencefalograma (EEG) anormal que indica actividad convulsiva en el cerebro.

Los padres de niños con el síndrome de Landau-Kleffner pueden pensar que sus hijos tienen problemas de audición o que el niño está desarrollando un problema psicológico. Los pediatras pueden tener dificultades para diagnosticar esta afección a menos que tengan experiencia con ella, y pueden ser reacios a proporcionar una derivación a un neurólogo si el paciente no experimenta convulsiones clínicas y no se realiza un EEG para revelar anomalías en el cerebro. Los pacientes pueden volverse agresivos, desenfocados y confundidos. La afasia epiléptica adquirida, como también se la conoce, se puede confundir con el autismo, el trastorno por déficit de atención, la discapacidad auditiva, el trastorno del procesamiento auditivo y una variedad de trastornos del desarrollo.

Tratamiento

Con un diagnóstico del síndrome de Landau-Kleffner, un paciente puede recibir medicamentos que están diseñados para controlar las convulsiones y comenzar a atender la terapia del habla para tratar la afasia. El tratamiento con el síndrome de Landau-Kleffner es más efectivo cuando se administra temprano, y cuando el inicio de la enfermedad ocurre después de los seis años. Durante el tratamiento, el paciente puede experimentar fluctuaciones radicales, que es algo que los padres deben tener en cuenta: el progreso puede parecer revertir, o la experiencia de un niño a una mejoría radical seguida de un declive.

Pronóstico

El pronóstico para los pacientes con LKS es bastante variable. Algunos pacientes experimentan problemas de desarrollo continuo y actividad cerebral anormal que puede requerir enfoques de tratamiento más agresivos o controvertidos, incluida la cirugía cerebral. Otros pueden superar su afasia con recaídas periódicas. Los pacientes y los padres deben ser conscientes de que es difícil para un médico hacer una predicción sobre el pronóstico de un paciente individual, porque hay muchos factores involucrados y el cerebro es un órgano extremadamente misterioso que a veces desafía las expectativas.