Neumonía

¿Qué es la neumonía?

La neumonía es una infección pulmonar en la que las bolsas de aire de los pulmones tienen líquido o pus. Esto provoca problemas de respiración acompañados de tos con flema, fiebre, escalofríos… La neumonía puede llegar a ser mortal sobretodo en los niños pequeños y en las personas de avanzada edad o que están enfermas. Se suele tratar con antibióticos.

Síntomas

La neumonía afecta a los pulmones e incluso al sistema sanguíneo.
La neumonía puede afectar al sistema pulmonar y todo el cuerpo.

Los síntomas de la neumonía dependerán de si ésta es leve o severa. Pueden empezar siendo parecidos a los del resfriado común e ir evolucionando o sencillamente que sean de más duración.

Los síntomas suelen ser:

  • Fiebre.
  • Escalofríos.
  • Temperatura muy baja.
  • Tos con flema.
  • Dolor en el pecho al inhalar.
  • Fatiga.
  • Náuseas.
  • Vómito.
  • Diarrea.
  • Dolor de cabeza.

Causas

La neumonía puede estar causada por muchos factores que harán que sea leve o severa. Normalmente suele estar causada por las bacterias o los virus que se respiran. El sistema inmunológico suele proteger al cuerpo de estos causantes pero a veces se le pueden escapar.

Si la neumonía está provocada por bacterias estreptococas suele ser una neumonía adquirida en el entorno diario que puede haberse infiltrado en el organismo después de haber sufrido un resfriado o gripe. Este tipo afecta a un lóbulo del pulmón y provoca la llamada neumonía lobar. Si las bacterias son las mycoplasma pneumoniae no suele ser una neumonía tan fuerte y produce menos síntomas.

Si está provocada por los virus también suele ser bastante leve aunque si está causada por ciertos virus de la gripe puede llegar a ser muy grave. La mayoría de niños suelen infectarse por los virus.

Otro tipo de causa son los hongos que pueden estar en el suelo y en las heces de las aves pero solo suele afectar a las personas que tienen algún problema en el sistema inmunológico o alguna otra enfermedad.

También se puede coger la neumonía cuando se ingresa a una persona en el hospital y se infecta por alguna bacteria de neumonía que al haber vivido en el hospital se ha hecho más fuerte y puede infectar a más personas aunque su sistema no esté debilitado. Es más peligrosa ya que las bacterias son resistentes a los antibióticos.

Factores de riesgo

Hay personas que están en mayor riesgo de sufrir neumonía como los niños menores de 2 años, las personas mayores de 65 años y personas con un sistema inmunológico comprometido.

Complicaciones

Normalmente las personas con neumonía no sufren ninguna complicación y con antibióticos y días de reposo suelen superar la enfermedad pero las personas que están en mayor riesgo pueden sufrir algunas complicaciones:

  • Que se produzca un absceso en los pulmones.
  • Que se acumule líquido en los pulmones.
  • Que las bacterias infecten el sistema sanguíneo.
  • Problemas de respiración.

Diagnóstico

Antes de realizar cualquier prueba se realizará un examen físico. Se escuchará la respiración con un estetoscopio para ver si hay algún sonido que pueda indicar que hay líquido en los pulmones. Si la prueba da positivo en líquido se realizarán otras pruebas como:

  • Una radiografía de tórax.
  • Análisis de sangre.
  • Una oximetría.
  • Una prueba de esputo.
  • Un cultivo de líquido de los pulmones.
  • Una broncoescopia.
  • Una tomografía computarizada.

Tratamiento

La mayoría de neumonías se tratan con antibióticos y reposo aunque a veces las secuelas y el cansancio pueden durar más. También se realizarán algunas pruebas de las mencionadas anteriormente para ver cómo va evolucionando la enfermedad.

Los antibióticos para tratar la neumonía dependerán del tipo de bacteria que la haya causado. Además, si la persona es fumadora también habrá más problemas para que se recupere. Los medicamentos antivirales servirán para tratar la enfermedad que está causada por un virus. La aspirina y el ibuprofeno pueden disminuir la fiebre y se pueden combinar con medicamentos para la tos.

A veces es necesario hospitalizar a la persona ya que si está en el grupo de personas con mayor riesgo puede empeorar y llegar a ser mortal.