Fibroadenoma

¿Qué es un fibroadenoma?

El fibroadenoma puede dejar una cicatriz en la parte no visible del seno.
El fibroadenoma es un tumor no canceroso que requiere su extripación.

Los fibroadenomas son un tipo de tumor no canceroso. Para ser más exactos, son un tipo de tumor de mama no canceroso sólido que suele afectar a mujeres que tienen menos de 30 años. Este tipo de tumor es un bultito duro y liso, muy parecido a un quiste interno. Cuando se toca se puede mover alrededor de los dedos, como si hubiera una pelotita debajo de la piel. No provoca dolor y es bastante pequeño.

Un fibroadenoma suele detectarse por su aspecto físico y su textura. Son redondos y no provocan ningún tipo de dolor. Suelen medir dos centímetros de diámetro y si llegan a medir 5 centímetros entonces estaremos hablando de los fibroadenomas gigantes. Si se forman durante la adolescencia se llamarán fibroadenomas juveniles y pueden ir aumentando de tamaño conforme la persona va creciendo.

Causas

No se conoce la principal causa de los fibroadenomas. Aun así, se cree que puede tener una estrecha relación con las hormonas reproductivas de la mujer. Suelen aparecer durante los años reproductivos y pueden aumentar de tamaño durante el embarazo.

Complicaciones

La mayoría de los fibroadenomas no son peligrosos y es por eso que no conllevan peligros para la salud de la persona. Tampoco aumentan el riesgo de sufrir cáncer de mama si se sufre un simple fibroadenoma. Lo que sí que puede aumentar el riesgo de sufrir cáncer de mama es el fibroadenoma complejo que puede provocar calcificaciones.

Diagnóstico

Para realizar un diagnóstico del fibroadenoma se tendrán que descartar otras enfermedades. Para ello se realizará un examen físico donde se examinarán ambos pechos para descartar que haya otros problemas y encontrar los tumores. Dependiendo de las características de la persona como la edad, se realizarán otras pruebas.

Se realizarán mamografías para tener una imagen de las zonas donde se crea que puede haber un tumor. Suele verse una masa en la mama de un tejido distinto del pecho. Es muy importante que las personas adultas se realicen mamografías de manera rutinaria.

También se pueden realizar pruebas de ultrasonido para evaluar los bultos. Esto también puede determinar si el bulto es sólido o líquido (en cuyo caso sería un quiste).

Tratamiento

La mayoría de veces no se necesita ningún tratamiento ya que no suele ser peligroso para la salud ni molesto. Aun así la mayoría de pacientes desean extirpar el fribroadenoma de manera quirúrgica simplemente para estar más tranquilas.  La intervención quirúrgica es muy simple y no suele llevar complicaciones ya que sencillamente se trata de extraer el tejido del tumor.