Esquizencefalia

¿Qué es la esquizencefalia?

Mujer embarazada
La esquizencefalia puede detectarse durante el embarazo con una ecografía.

La esquizencefalia es una enfermedad congénita muy rara que afecta al cerebro. Provoca una serie de hendiduras en el cerebro que se llenan de líquido cefalorraquídeo. Hay dos tipos de esquizencefalia:

  • esquizencefalia unilateral: el paciente tiene una hendidura en uno de los hemisferios del cerebro,
  • esquizencefalia bilateral: en este caso la enfermedad afecta ambos hemisferios.

Los pacientes que sufren esta enfermedad presentan problemas neurológicos que pueden variar en función de la situación y del tamaño de las hendiduras.

Causas

La esquizencefalia puede estar causada por varios factores:

  • exposición ambiental a ciertas sustancias durante la fase crítica del desarrollo del cerebro,
  • si la madre tiene ciertas infecciones durante el embarazo, el feto puede desarrollar esquizencefalia,
  • también puede ocurrir de forma casual debido a anormalidades en el desarrollo del feto.

En todos los casos estudiados, las hendiduras estan recubiertas de materia gris, lo que indica que las hendiduras se forman en una fase muy temprana del desarrollo fetal.

Diagnóstico

En algunos casos se puede diagnosticar la esquizencefalia con una ecografía durante el embarazo. En otros casos se diagnostica después del parto, cuando el paciente no se desarrolla como debería o presenta convulsiones, parálisis o debilidad. Las convulsiones son muy comunes en pacientes de esquizencefalia. En algunos casos también presentan hidrocefalia (líquido en el cerebro). Los síntomas seguirán presentándose durante toda la vida del paciente. Los casos unilaterales, en general, tendrán vidas bastante normales, mientras que los casos de esquizencefalia bilateral suelen presentar problemas más graves.

Tratamiento

La esquizencefalia no tiene tratamiento, pero hay métodos para controlar los síntomas y hacer la vida más fácil al paciente.

  • Puede usarse la fisioterapia para ayudar a fortalecer los músculos del paciente.
  • Mediante el uso de medicamentos pueden controlarse las convulsiones.
  • Una educación especial puede permitir al niño lidiar con los problemas de desarrollo.
  • La hidrocefalia puede resolverse mediante una derivación que drene el líquido sobrante del cerebro.

Prevención

La esquizencefalia no es hereditaria, de modo que el hecho de tener un hijo con la enfermedad no significa que futuros bebé también la tengan. Sin embargo, puede reducirse el riesgo para el feto evitando las exposiciones ambientales y las infecciones durante el tiempo que dure el embarazo, especialmente al principio, durante el desarrollo del cerebro. Aun así, no puede prevenirse al 100% ya que el proceso de gestación de un bebé es muy complejo y en ocasiones el azar hace que algo salga mal.