Enfermedad de Binswanger

¿Qué es la enfermedad de Binswanger?

También conocida como leucoencefalopatía subcortical, la enfermedad de Binswanger es un tipo de demencia que puede causar cambios en la memoria y la cognición, además de tener un impacto significativo en el estado de ánimo. La condición fue identificada por primera vez por Otto Binswanger en 1894, y descrita por primera vez como la enfermedad de Binswanger en la primera parte del siglo XX. Debido a que la afección tiene un gran parecido con la enfermedad de Alzheimer, a veces es difícil de diagnosticar.

Causas

La causa subyacente de la enfermedad de Binswanger tiene que ver con el desarrollo de lesiones en la materia cerebral blanca. Una de las primeras manifestaciones de la enfermedad es un cambio en la capacidad de recordar información que normalmente le llega al individuo con gran facilidad. A medida que la condición empeora, la pérdida de memoria se vuelve más pronunciada. Las habilidades cognitivas generales del individuo también comienzan a deteriorarse, y los cambios repentinos en el estado de ánimo son comunes.

Pronóstico

Con el tiempo, la capacidad del individuo para moverse libremente se deteriora. No es raro que las personas que sufren de la enfermedad de Binswanger comiencen a moverse mucho más lentamente. Los hombros pueden comenzar a desplomarse. Tropezar y caer se vuelven más comunes. En algunos pacientes, las convulsiones que son muy parecidas a la epilepsia pueden comenzar a ocurrir, así como la incapacidad de controlar la vejiga.

Diagnóstico

Si bien es difícil diagnosticar la presencia de la enfermedad de Binswanger, no es imposible. Con el uso de una tomografía computarizada, así como una resonancia magnética, es posible detectar las lesiones en la materia cerebral blanca. Las pruebas a menudo también pueden detectar signos secundarios de la afección, como ventrículos agrandados. Sin embargo, dado que la enfermedad de Alzheimer también afecta la materia blanca del cerebro, observar detenidamente los resultados de la prueba es clave para hacer un diagnóstico preciso.

Tratamiento

Cuando se trata de tratar la enfermedad de Binswanger, no se conocen los medios para curar la enfermedad. En cambio, la atención se centra a menudo en encontrar formas de tratar y manejar el conjunto específico de síntomas manifestados por el paciente. Esto puede incluir el uso de medicamentos para tratar los episodios de depresión y la presión arterial alta o baja, así como el uso de la terapia física para ayudar a restaurar la confianza en la capacidad de ambulación. Las personas que padecen esta afección también pueden encontrar que el uso de un bastón o andador facilita el movimiento sin temor a caerse.

Relación con el Alzheimer

Si bien muchos profesionales médicos reconocen la enfermedad de Binswanger como una condición física específica, otros no están tan seguros. La duda proviene del hecho de que Otto Binswanger llegó a sus conclusiones basándose en los resultados de un examen macroscópico del cerebro, sin la ayuda de una investigación más a fondo. Por esta razón, algunos expertos en salud tienden a pensar que la enfermedad de Binswanger se describe con más precisión como un subconjunto de la enfermedad de Alzheimer, en lugar de una enfermedad en sí misma.