Cromoblastomicosis

¿Qué es la cromoblastomicosis?

La cromoblastomicosis, también conocida como enfermedad de Fonseca, pheosporotricosis o enfermedad de Pedroso, es una infección fúngica crónica capaz de afectar tanto las áreas visibles del cuerpo como los tejidos subcutáneos. La enfermedad inicialmente tiende a desarrollarse cerca de un sitio de la herida o cerca de otro tipo de trauma en las extremidades inferiores. La condición se caracteriza por su capacidad para causar el crecimiento de nódulos que se asemejan a verrugas grandes, papilomas y lesiones ulceradas que eventualmente pueden extenderse e intensificarse. La cromoblastomicosis casi nunca es mortal, pero a menudo resulta bastante obstinada frente al tratamiento y puede requerir una importante intervención quirúrgica y farmacológica.

Síntomas

Los síntomas de la cromoblastomicosis incluyen la presentación inicial y la posterior diseminación de crecimientos que pueden parecerse a la coliflor en apariencia. Las manifestaciones de la dolencia pueden tomar primero la forma de lesiones más pequeñas y rojizas que eventualmente progresarán hasta convertirse en una naturaleza mucho más conspicua. A menudo pasan muchos años entre el trauma inicial de la piel y la aparición de infecciones más graves, y es común que la lesión desencadenante sea olvidada por el paciente debido a su relativa insignificancia en el momento de la aparición. Una vez que la condición se vuelve evidente, es posible que se desarrollen complicaciones importantes, lo que da como resultado la necesidad de una atención médica más agresiva.

Complicaciones

Los casos avanzados de cromoblastomicosis presentan el potencial de complicaciones relativamente graves. En la mayoría de los casos, este tipo de infección no progresa más allá del área del trauma inicial de la piel. Las presentaciones más difíciles de esta dolencia pueden surgir cuando la infección por hongos se propaga a la sangre y los sistemas linfáticos del paciente, lo que resulta en hinchazón importante de las extremidades y posibles infecciones secundarias. La elefantitis y la necrosis son complicaciones adicionales observadas en casos más avanzados de cromoblastomicosis y requerirán modos de tratamiento adicionales. En raras ocasiones, las lesiones causadas por este tipo de infección han mutado a carcinoma de células escamosas, una forma maligna de cáncer de piel.

Tratamiento

Los tratamientos farmacológicos típicos para la cromoblastomicosis incluyen la administración de azoles antimicóticos, a menudo junto con flucitosina. En los casos en que se ha producido una infección bacteriana secundaria, se prescribirán antibióticos. Las intervenciones quirúrgicas para esta condición incluyen la escisión dirigida de lesiones cutáneas y las técnicas de criocirugía que emplean nitrógeno líquido frío para destruir los tejidos afectados. Con el tratamiento adecuado, los pacientes con cromobistomicosis disfrutan de un pronóstico positivo, particularmente en los casos caracterizados por infecciones más pequeñas y confinadas. Incluso en casos avanzados en los que ha aparecido una cicatriz física notable, la condición casi siempre es manejable, y los casos de muerte o incapacidad resultantes de la infección son extraordinariamente raros.