Criptosporidiosis

¿Qué es la criptosporidiosis?

Cryptosporidium
El parásito cryptosporidium es el responsable de la criptosporidiosis.

La criptosporidiosis es una enfermedad infecciosa causada por el protozoo Cryptosporidium, un parásito. El parásito infecta el tejido epitelial del intestino delgado (el revestimiento), generalmente provocando diarrea. La criptosporidiosis se transmite a través del contacto oral-fecal, a menudo a través del suministro de agua. En general, la criptosporidiosis no es grave, pero puede ser mortal en personas inmunodeprimidas, como los enfermos de SIDA. La criptosporidiosis se trata tratando los síntomas: controlando el dolor, rehidratando y restableciendo el equilibrio electrolítico.

Parásito Cryptosporidium

El parásito Cryptosporidium está estrechamente relacionado con los parásitos que causan la malaria y la toxoplasmosis. Hay muchas especies de Cryptosporidium que pueden infectar a humanos, incluyendo C. canis, C. felis, C. hominis, C. meleagridis, C. muris y C. parvum. La infección parasitaria por Cryptosporidium se transmite por un quiste microbiano, una etapa latente en el ciclo de vida del parásito. Una vez dentro del intestino del huésped, el parásito entra en una etapa activa.

Causas

La criptosporidiosis se transmite habitualmente a través de agua contaminada, pero el parásito también puede encontrarse en alimentos o en la tierra. Cualquier cosa que haya sido contaminada con las heces de una persona o animal infectado y consumida por otro puede diseminar el parásito, así como el contacto directo con las heces de una persona o animal infectado, como al cambiar un pañal o después de limpiar animales. Los alimentos poco cocinados y el agua que no se ha desinfectado lo suficiente, ya sea para beber o para usar en piscinas, representan un riesgo grave de contraer criptosporidiosis. El Cryptosporidium es resistente al cloro y a otros desinfectantes y, por lo tanto, puede permanecer en el agua incluso después de un tratamiento químico. La ebullición es el método más fiable para asegurarse de que el agua sea segura para beber.

Síntomas

Tan solo dos tipos de Cryptosporidium pueden ser responsables de la infección parasitaria en humanos. Los síntomas aparecen por primera vez aproximadamente una semana después de la infección. Los síntomas son los siguientes:

  • diarrea acuosa,
  • calambres abdominales,
  • fiebre,
  • náuseas,
  • vómitos,
  • deshidratación,
  • pérdida de peso.

En personas sanas, la criptosporidiosis puede durar desde unos pocos días hasta un mes. Algunas infecciones son asintomáticas y los síntomas varían en severidad entre los infectados. Incluso cuando no hay síntomas o después de que los síntomas desaparezcan, las personas infectadas aún pueden transmitir la enfermedad a otros.

Tratamiento

La criptosporidiosis puede ser muy grave en pacientes con el sistema inmune comprometido, en niños y en ancianos. En algunos casos el Cryptosporidium puede provocar una infección crónica de por vida. No hay cura para la criptosporidiosis si el cuerpo no puede combatir la infección, aunque se puede controlar a través de la dieta y mediante el reemplazo de líquidos. En la mayoría de casos la rehidratación oral suele ser suficiente. En los casos en que no, se puede usar hidratación intravenosa. El uso de terapias inmunoestimulantes como los probióticos orales, que ayudan al desarrollo de bacterias saludables, son útiles en el tratamiento de la criptosporidiosis.